Aguas de marzo, agüitas, aguas locas... - Carlos Alberto Patiño | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017
Aguas de marzo, agüitas, aguas locas... | La Crónica de Hoy

Aguas de marzo, agüitas, aguas locas...

Carlos Alberto Patiño

No son muchas las aguas que han corrido desde que me propuse escribir sobre el agua y palabras afines. Pero como nos ha enseñado Heráclito, nadie puede bañarse dos veces en el mismo río.

El tema trajo a la mente de Bertha Hernández la canción de Antonio Carlos Jobim “Las aguas de marzo” Aquí en la versión de Elis Regina con el autor (https://www.youtube.com/watch?v=FIxbdXrhfiw). Y aquí con Georges Moustaki (https://www.youtube.com/watch?v=PxMjenL4k-g).

“Son las aguas de marzo/cerrando el verano/es la promesa de vida en tu corazón”.

Marielena Hoyo comentó: “Siempre contándole anécdotas respecto al tema que aborda, esta vez le cuento que visitando París, en ocasión en que compartí paseo por Les Champs Élysées con un grupo de diversas nacionalidades, mientras íbamos tan quitados de la pena disfrutando la caminata, un cuate mexicano que se nos retrasó, de repente gritó ¡aguas! y como podrá adivinar, la única que reaccionó al reclamo fui yo, su compatriota, lo que me libró de la fuerte embestida de fiero can francés que al ver que me le fui trepándome a un montículo-banca, se siguió a perseguir al resto, dejándome a mí por la paz. Una vez todos a salvo, no paramos de reír al explicarles la razón de mi rápida y atinada reacción.”

Claudia Sánchez, @LaEscultora, hizo estas propuestas sobre el tema:

“Aquí dejo a su consideración las aguas que recuerdo:

Agua de coco, agua mineral, agua de colonia (puede ser la de Sanborns je, je), aguas termales, agua nieve. ¡Al agua patos!, estar como agua para chocolate y esperamos no estar a pan y agua”.

Jorge Meléndez, periodista en Radio Educación y en El Financiero, refiere: “En la calle del Órgano, las prostitutas, luego de hacer el sexo con un hombre, tiraban un líquido con el que se lavaban y gritaban: ¡Va el agua de coco!”

¿Qué otras “aguas” tenemos? “Las de riñón”, dice Óscar Viale.

Hay “agua dulce”, “agua potable”, pero también “aguas negras” y las “residuales”.

Todos sabemos que el agua es fundamental para la vida. El dato que nos daban en la primaria era que nuestro cuerpo está formado en más del 60por ciento por el líquido. Y a este compuesto lo estamos buscando en la Luna, en Marte, en Europa, Ganímedes, Ios satélites de Júpiter.

La gran incógnita es de dónde salió la que tenemos en este planeta.

Hipótesis hay que explican la previa existencia del agua entre los componentes originales de la Tierra.

Otros dicen que nos cayó del cielo, no como lluvia sino que llegó en asteroides, meteoritos y cometas.

Es un hecho que hay agua en el universo, el misterio está en saber por qué aquí hay tanta.

Y como agua que no has de beber…

¿Y qué me dicen de las deliciosas y variadas “aguas frescas”? que, pese a los impuestos, pierden la guerra contra los refrescos embotellados.

“Agüitas” eran las canicas cristalinas que daban la batalla a las “cremitas”, “ópalos”, “ágatas” y “ojos de tigre”.

Entre los chavos, son populares las “aguas locas”. Me parecen letales, pero a los jóvenes les gustan por baratas. Las preparan por garrafones con el alcohol más corriente, generalmente el que se disfraza de mezcal. Le añaden saborizantes en polvo, como el que usó la secta del Templo del Pueblo, del pastor Jim Jones, para su suicidio colectivo. Lo mezclan con cerveza, hielo o lo que se les ocurra como leche azucarada o chocolate. Los efectos son devastadores. Los sobrevivientes dicen que el día después es de sufrimiento profundo.

Por cierto, agua es femenino, aunque lleve el artículo masculino. Ya hablaremos de eso.

.-.-.-.-.-.-

Regaños. Distintos medios y diversos políticos confunden las palabras “vergonzoso” y “vergonzante”. No son lo mismo.

“La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) adoptó una decisión tan sorprendente como vergonzante para un país: excluyó a la República Argentina de los rankings de las pruebas del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA, según sus siglas en inglés) (Portal Infobae).

Otra: “Racismo. Realidad vergonzante”.

Una más del periódico deportivo As, de España: “Derrota vergonzante del conjunto aragonés. No tuvo pegada y careció de fiabilidad defensiva. Salvi, Abdullah y Ortuño fueron los goleadores.”

Señala la Fundación del Español Urgente: “El Diccionario panhispánico de dudas aclara que vergonzante es ‘algo que se oculta por vergüenza’ («Ahí está la pobreza oculta, la pobreza vergonzante, invisible»), y dicho de una persona, aquella ‘que pide limosna de manera encubierta’: «Aunque no lo parece, es un pobre vergonzante».

“Por su parte, vergonzoso es aquello ‘que causa vergüenza’ («Tuvo un comportamiento vergonzoso») y referido a una persona, que es ‘tímida o que se avergüenza con facilidad’: «Es un niño vergonzoso».

Y continúa: “Teniendo en cuenta lo anterior, conviene emplear con precisión ambos adjetivos a fin de evitar ambigüedades y malentendidos; por ejemplo, no es lo mismo un voto vergonzoso, esto es, aquel que produce vergüenza ajena, que un voto vergonzante, que es el de aquella persona que vota a favor de un partido, pero oculta o no se atreve a expresar abiertamente su inclinación política.

“Así pues, en los ejemplos iniciales lo apropiado habría sido escribir «Otro partido vergonzoso, otra derrota», «Se está produciendo una de las catástrofes humanitarias más vergonzosas de nuestro tiempo» y «Fue sometido a todo tipo de vergonzantes vejaciones hasta el punto de cortarle los genitales en medio de las risas de todos los presentes»”. (http://www.fundeu.es/recomendacion/vergonzantevergonzoso/).

A nuestro diario llegó un comentario sobre uno de nuestros titulares: “Sobre la nota de la sección Estados, escrita por Alfonso Cruz en Oaxaca y llamada ‘Recibe la CNTE a Murat sin clases, bloqueos y parálisis’, los lectores dijeron:

‘Sin bloqueos y parálisis’ (…) Karlo Heppner”. Acusamos el reclamo. Debimos haber dicho: “sin clases, con bloqueos y parálisis”.

.-.-.-.-.-.-.-

Francisco Báez y Marielena Hoyo encontraron los homónimos de dos estudios de significado diametral que pedía El Arca de Arena. El estudio de los contenidos de las aguas mayores y la teología de los últimos fines es la “escatología”. Una, del griego skor, skatos, excrementos. La otra, también del griego, eschatos, último, final.

Para El Arca de Arena hay una duda. Se dice de la introducción irregular de mercancía al país, el estraperlo, pero para muchos de nosotros es el nombre de un policía de serie animada.

caralpat@gmail.com

@caralpat

http://giroscronica.blogspot.mx

Imprimir

Comentarios