El kit para los bebés chilangos: protección desde el nacimiento | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

El kit para los bebés chilangos: protección desde el nacimiento

La muerte de cuna es la principal causa de fallecimiento durante los primeros tres meses de vida. Están diseñadas para soportar variaciones climáticas. Incluyen 25 productos básicos para el cuidado de los menores

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Las cunas CDMX es un proyecto que se ha implementado desde junio de 2015 con la idea de consolidar un programa que diera una acción de protección, cuidado y atención a las niñas y niños antes del nacimiento.

Uno de los temas primordiales es buscar las estrategias de garantizar los derechos de los infantes, por lo que a través de diversos estudios y análisis se conocieron los fenómenos que pueden presentarse con la muerte de cuna y así buscar programas y maneras para participar y evitar los decesos en bebés durante los primeros tres meses de vida.

Y es que el Director del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia, Gustavo Gamaliel Martínez Pacheco, explicó que desde un principio debía buscarse y conocer cuántos niños podían nacer en la Ciudad de México, cuántos aproximadamente ya habían nacido y las tasas de mortalidad en los niños.

La Ciudad de México representa el 12.2 por ciento de mortalidad por casi mil habitantes de niños los cuales fallecieron por alguna razón en el primer año de vida.

En cuanto a la tasa nacional que está en 12.8, tenemos una tasa muy baja, comparando además con Latinoamérica y el Caribe los cuales se encuentran en 19.8 por ciento. Y a nivel mundial se tiene un 35.8 por ciento, logrando identificar unas tasas extremadamente pequeñas pero aun así evitar a toda manera la muerte de algún recién nacido.

“Nos dimos cuenta que existían muchos niños que nacían en pobreza y que podrían en esas zonas, aplicarse un esquema como el de Cunas-CDMX”, explicó Gamaliel.

El programa de cunas surge con la finalidad de garantizar en todo momento diversos elementos de actuación en el sistema y uno de ellos estaba referido en poder concentrar en esta propuesta el fortalecimiento del apego de la lactancia materna infantil, de los cuidados de higiene de la co-crianza que debe existir entre la familia y asociar a los niños con temas de salud.

Gustavo Gamaliel, como parte de su función en el DIF-CDMX y la implementación del programa, buscó a los principales países que comenzó con la práctica y la protección de los niños, por lo que se reunió con representantes de Finlandia, Chile y Perú, en donde se pudo dar cuenta que existen variaciones tanto climáticas como de costumbres por lo las cunas capitalinas están diseñadas y pensadas para soportar el cambio climático y las cuestiones meteorológicas.

Las cunas que fueron diseñadas para la capital son de cartón corrugado pensado para que no haga ningún tipo de daño al bebé, además de que cumple con un control de calidad alto; otra de sus características es que contiene una aplicación que lo hace retardante al fuego.

Cada cuna tiene un costo aproximado de mil 350 pesos y cuenta con 25 productos que van desde un colchón antirreflujo, toallitas, jabón, esponja de baño, pañales, un mameluco, gorro, guantes, vaselina los cuales están asociados al fortalecimiento de la lactancia materna como uno de los principales elementos a cuidar.

“No hay mejor elemento para un niño, una niña que la lactancia materna entonces al menor dentro de los primeros seis meses de vida, es importantísimo que la madre alimente al hijo”, comentó el director del DIF-CDMX.

Un parteaguas importante para la elaboración de los elementos y del análisis para las cunas ha sido el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), por lo que han trabajado muy de la mano para brindar la información adecuada a las madres.

Acepta Gamaliel Pacheco que durante 2015 mientras se llevaba a cabo el pilotaje del programa, se dieron alrededor de 10 mil cunas cuando sólo se habían lanzado siete mil en un principio, rebasando las expectativas del número de madres que asistirían al evento.

Sin embargo, cuenta Gamaliel que al llegar a las zonas donde entregarían las cunas se percataban de que las madres no tenían cuidados prenatales por lo que implementaron asociarlos a los servicios para que contaran con el cuidado en materia de salud prioritarios.

El programa cuenta además, con un presupuesto de 15 millones de pesos y destaca el director del Sistema Integral DIF que el recorte del presupuesto 2017 no se verá afectado.

Imprimir