Cristianos de Egipto sufren el peor atentado de su historia reciente | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Cristianos de Egipto sufren el peor atentado de su historia reciente

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Los cristianos de Egipto sufrieron ayer el atentado más mortífero de su historia reciente, con 25 personas fallecidas y 49 heridas por el estallido de una bomba en la Iglesia de San Pedro, dentro del complejo de la catedral de San Marcos, en el centro de El Cairo.

El ataque, que no ha sido reivindicado por ningún grupo, ocurrió hacia las 10:00 hora local, según algunos testigos como Qelini Farag, un anciano de 80 años, que había acudido a misa con su mujer.

En la zona de mujeres. El anciano, que tras la explosión se quedó tendido en el suelo durante un tiempo antes de poder incorporarse, explicó que el estallido tuvo lugar dentro de la iglesia, en la bancada reservada a las mujeres, situada a la izquierda del altar.

Minutos después del atentado, numerosos coches de la Policía llegaban a la zona del recinto eclesiástico, en el barrio de Al Abasiya, y lo acordonaban por completo para dejar pasar únicamente a las ambulancias.

Ira copta. Poco a poco, decenas y posteriormente centenares de cristianos coptos comenzaron a concentrarse frente a la catedral para mostrar su solidaridad con las víctimas y su indignación hacia las autoridades, especialmente contra el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, y el ministro del Interior, Magdi Abdelgafar, a quienes responsabilizaron del ataque.

“Si la sangre de los egipcios es barata, que se vaya el presidente”; “Con el alma y la sangre protegeremos nuestras iglesias”; “Nosotros morimos, pero nuestras iglesias tienen que vivir” o “Los cristianos no son minoría, somos los dueños de este tierra”, fueron algunos de los gritos que corearon los presentes.

Cómo ha podido ocurrir. El joven Maikel, uno de los participantes en esa manifestación dijo: “Estamos aquí para saber cómo ha podido ocurrir, cómo ha podido explotar dentro de la catedral”.

En Egipto todas las iglesias cuentan con seguridad en su perímetro externo y más aún el recinto de la catedral de San Marcos, donde también se ubica la sede del patriarca de la Iglesia Ortodoxa Copta, el papa Teodoro II, que se encontraba en un viaje oficial en Grecia.

El atentado, que ha conmocionado a los cristianos coptos, que representan entre un 10 y un 12 por ciento de la población en Egipto, es el más sangriento ocurrido en décadas, aunque muy similar en cuanto a consecuencias al registrado en 2011 en la ciudad septentrional de Alejandría. En esa ciudad un coche bomba explotó frente a la iglesia de los Dos Santos y mató a 23 personas.

Los cristianos también recuerdan con amargura la muerte de 28 coptos en el barrio de Maspero, en octubre de 2011, y la de otros 19 en el pueblo de Belina, en la provincia meridional de Sohag en 1999.

Pero en estos dos casos, las muertes se debieron a la represión de las Fuerzas Armadas de una manifestación, en el primero, y a una oleada de violencia sectaria entre musulmanes y cristianos, en el segundo.

Imprimir