Cuida tus oídos cuando uses audífonos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Cuida tus oídos cuando uses audífonos

No compartas tus auriculares para evitar el contagio de infecciones

Escucha tu música preferida a bajo nivel

Uso de audífonos en exceso y sin aseo produce infecciones y daños auditivos

El uso de audífonos o auriculares se ha vuelto una costumbre entre miles de personas que gustan de la música de forma individual o de establecer una conversación telefónica personal.

Esto está bien si se elige el correcto, se modera la intensidad del sonido y no se usa continuamente para evitar daños en el sentido del oído y generar discapacidad o disminución auditiva.

Superar los 60 decibeles puede generar un trauma acústico, trastorno regularmente irreversible, alerta el área médica de la delegación en Oaxaca del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

También son muy utilizados por personas al hacer ejercicios físicos por largos periodos, sin embargo al hacerlo se favorece la proliferación de bacterias u hongos en el conducto auditivo por el aumento de la temperatura del cuerpo que se eleva y al tapar los oídos se impide la ventilación en los oídos, como si se usaran tapones.

De esta manera los gérmenes se reproducen más rápido y se incrementa tanto la producción de ceruman (cerilla) como el riesgo de sufrir inflamación (otitis externa) e infecciones de corta y larga duración, señaló Miguel Ángel Altuzar Figueroa, coordinador de Información y Análisis Estratégico.

Depende también del tiempo que se usen los audífonos y la calidad de los mismos. Si son antiguos será más fácil que aparezcan infecciones y si se usan por más de dos horas al día la posibilidad se multiplica, expresó el médico especialista del IMSS.

Normalmente los seres humanos escuchamos sonidos con una intensidad comprendida entre los 30 y 40 decibeles pero cuando sobrepasamos la cifra de los 50 decibeles empezamos a sufrir daño en el oído interno con la disminución de la capacidad para escuchar frecuencias más agudas.

En las grandes ciudades todos estamos expuestos a ruidos constantes que altos decibeles, por el tránsito de vehículos, motocicletas, máquinas de la industria de la construcción, inclusive a causa de los ruidos provenientes de vecinos, de murmullos que existe en una escuela o restaurante, que generalmente juntos rebasan los 80 decibeles.

Cuidar los oídos es fundamental desde los primeros años de vida, escuchar sonidos en tono bajo, evitar introducir objetos en ellos, incluso al limpiarlos no se debe hacer profundamente sin asistencia médica.

Si vas a usar audífonos, toma en cuenta lo siguiente:

Escucha música, una película o un video juego en un nivel que no supere el 60% del volumen máximo.

Limita a 60 minutos la cantidad de tiempo que pasas con los auriculares in ear en los oídos y los otros también ya que no es bueno aislarse completamente de los ruidos externos. Sobre todo si va caminando o en el tráfico.

Si empiezas son zumbidos en los oídos o dolor, o notas que escuchas menos acude de inmediato con un especialista.

Pregunta a quien está junto a ti, si escuchan lo mismo que tú, ese dato te indicará que el volumen está muy fuerte.

Elige mejor usar auriculares por fuera de la oreja, estos no necesitan poner la música o lo que escuches muy fuerte.

Úsalos por ratos, no te aísles completamente de los ruidos exteriores, por precaución y porque no es bueno desconectarse de la relación personal con otras personas.

Evita que niños o adolescentes usen audífonos ya que se está madurando su sentido del oído y su uso puede provocar una inevitable pérdida de audición. Esta enfermedad llamada presbiacusia se inicia cada vez a edades más tempranas, consistiendo en una pérdida auditiva progresiva provocada, no solo por el volumen de los reproductores de sonido, sino también por el tiempo de utilización.

Adapta el volumen del sonido a algo menos de la potencia total del reproductor y limita el tiempo de exposición.

No compartas tus auriculares para evitar el contagio de infecciones.

No permitas que la utilización de auriculares pueda suponer la pérdida de la relación social con sus compañeros y el entorno.

No duermas nunca con ellos. El oído también necesita descansar.

Evita usarlos cuando vas manejando o caminando en la calle, para que no pierdas la concentración y atención y evites accidentes.

Imprimir