Egipto despide con funeral de Estado a víctimas de ataque contra iglesia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Egipto despide con funeral de Estado a víctimas de ataque contra iglesia

Foto: EFE

Las autoridades egipcias han despedido hoy en El Cairo con honores militares a las 23 víctimas del atentado de ayer contra la iglesia de San Pedro, ubicada en el recinto de la principal catedral cristiana de la capital de Egipto.

En un recinto al aire libre establecido para la ocasión, en el este de la ciudad, el presidente Abdelfatah al Sisi y el patriarca de la Iglesia copta, Teodoro II, lideraron la ceremonia, celebrada después de una misa privada para los familiares de los fallecidos, en una iglesia cercana.

El jefe de Estado aprovechó la ocasión para anunciar que un terrorista suicida de 22 años, identificado como Mahmud Shafiq Mohamed Mustafa, perpetró el atentado con un cinturón de explosivos en el interior del templo religioso durante la misa del domingo.

Asimismo, informó de que tres hombres y una mujer ya han sido detenidos en relación al suceso, mientras otros dos sospechosos están siendo buscados, al mismo tiempo que negó que el ataque se produjera por un "fallo de seguridad".

El mandatario ofreció sus condolencias a los líderes de la Iglesia copta, acompañados por los de las instituciones oficiales musulmanas suníes, además de numerosos representantes del Estado egipcio y de las Fuerzas Armadas y la Policía.

Los féretros fueron llevados por soldados egipcios y cubiertos con la insignia nacional, por lo que recibieron el mismo tratamiento que los uniformados caídos en acto de servicio.

Sólo los parientes más cercanos de las víctimas pudieron asistir al acto, que se desarrolló en medio de fuertes medidas de seguridad debido a la presencia del jefe del Estado y otros altos cargos.

La guardia presidencial y unidades especiales del Ejército y la Policía fueron desplegadas en torno al lugar de la ceremonia, en un perímetro de varios kilómetros cuadrados, y tanquetas y soldados armados cortaron las calles y prohibieron el paso a los medios de comunicación, así como a fieles y curiosos.

Imprimir