Advierten a Trump que relación con Taiwán no es "moneda de cambio" | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Advierten a Trump que relación con Taiwán no es "moneda de cambio"

Foto: Especial

La Casa Blanca afirmó hoy que la relación de Estados Unidos con Taiwán no puede reducirse a "una moneda de cambio" y que el presidente Barack Obama continúa "firmemente comprometido" con la política de "una sola China", cuya continuidad ha puesto en duda su sucesor, Donald Trump.

El Gobierno de Estados Unidos "bajo el liderazgo del presidente Obama, ha estado y permanece firmemente comprometido con nuestra política de 'una sola China'", subrayó en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Así respondió el portavoz de Obama después de que Trump, presidente electo de EU, pusiera en duda que sea necesario seguir con la política de "una sola China" que ha sido la base de las relaciones bilaterales desde 1972.

"No sé por qué tenemos que estar ligados por una política de 'una sola China' a no ser que lleguemos a un acuerdo con China que tenga que ver con otras cosas, incluido el comercio", dijo Trump en una entrevista emitida el domingo en la cadena de televisión Fox News.

Durante más de cuatro décadas, Estados Unidos ha basado sus relaciones con el gigante asiático en el principio de una "sola China", por el que el único Gobierno chino al que reconoce Washington es el de Pekín, lo que le aleja de las aspiraciones independentistas de Taiwán.

Earnest argumentó hoy que una de las razones por las que Obama ha continuado con esa política es porque no ve a Taiwán como "una moneda de cambio", sino como "un socio cercano" a Estados Unidos y concretamente su "noveno" mayor socio comercial.

El tipo de "progreso" que ha logrado el Gobierno de Obama al colaborar con Pekín en asuntos como el cambio climático o el acuerdo nuclear con Irán "es mucho más difícil si las tensiones se agudizan en torno a nuestra política de 'una sola China'", alertó Earnest.

Si el principio por el que Pekín insiste en que se le reconozca como único Gobierno de China y considera a Taiwán una provincia rebelde "se ve comprometido o interrumpido, el crecimiento estable de las relaciones entre China y Estados Unidos no es posible", advirtió hoy, por su parte, Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino.

Trump ya provocó malestar en China al aceptar una llamada telefónica de la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, a comienzos de mes, en lo que fue el primer contacto de alto nivel entre ambas partes en casi 40 años.

havh

Imprimir