Los valores que enarbola la ONU están amenzados por el miedo: Guterres | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Los valores que enarbola la ONU están amenzados por el miedo: Guterres

Foto: EFE

El ex primer ministro portugués, Antonio Guterres, alertó este lunes sobre la amenaza que supone el “miedo al otro” a los valores universales, al juramentar en una ceremonia celebrada en la Asamblea General como el próximo secretario general de la ONU.

En su intervención en el plenario de la ONU, Guterres destacó que las amenazas a los valores que enarbola la ONU “están a menudo basadas en el miedo”, y que muchas personas alrededor del mundo están tomando decisiones basadas en estos impulsos.

Sin referirse de manera específica a los avances de los populismos de derecha en el mundo, Guterres afirmó que “el miedo está conduciendo las decisiones de muchas personas en el mundo entero”, y subrayó que aunque hay que entender tales ansiedades hay que refirmar valores universales.

“Es momento de reconstruir las relaciones entre los pueblos y sus líderes, nacionales e internacionales. Es tiempo para que los líderes escuchen y muestran que les importan sus propios pueblos y la estabilidad global y la solidaridad de la que todos dependemos”, aseveró Guterres, de 67 años.

Primer ministro de Portugal entre 1995 y 2002, Guterres comenzará a ejercer como titular de la ONU a partir del 1 de enero de 2017, por un periodo de cinco años susceptible de renovación. El portugués reemplazará al diplomático coreano Ban Ki-moon, tras una década frente a la ONU.

En su intervención, Guterres señaló que la paradoja actual es que pese a que existe mayor conectividad, las sociedades se han vuelto más fragmentadas, lo que ha llevado a que muchos individuos “vivan dentro de sus propias burbujas, incapaces de apreciar sus vínculos con toda la familia humana”.

Resaltó que estos vínculos humanos se relacionan mediante los valores que enarbola la ONU: paz, justicia, respeto, derechos humanos, tolerancia y solidaridad, que son nociones que valoran todas las religiones.

“Nuestro deber hacia las personas que servimos es trabajar juntos para movernos del miedo al otro hacia la confianza en el otro, hacia la confianza en los valores que nos unen y hacia las instituciones que nos protegen. Mi contribución a la ONU apuntará a inspirar esa confianza”, enfatizó Guterres.

Ex alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Guterres subrayó también la importancia que tendrá el impulso a la equidad de género durante su gestión, y prometió que ésta será reflejada en la composición de su equipo de colaboradores.

Precisó además que es importante reconocer las limitaciones de la ONU, cuya estructura ha sido incapaz de prevenir crisis, y comenzar un proceso de reforma para crear un organismo más eficiente y más ágil.

El secretario general designado manifestó asimismo su intención de “reposicionar el desarrollo en el centro” del trabajo de la ONU, lo que implica impulsar el Acuerdo de París sobre Cambio Climático y la Objetivos de Desarrollo Sostenibles rumbo al 2030.

“Debemos también acercar las esferas humanitarias y del desarrollo más cerca desde el principio de una crisis, para respaladar comunidades afectadas, abordar impactos estructurales y económicos, y ayudar a prevenir una nueva espiral de fragilidad e inestabilidad”, puntualizó Guterres.

Por su parte, Ban Ki-moon, a quien la Asamblea General rindió un tributo por su labor al frente de la ONU, aseguró que intentó durante su gestión mantener el foco del organismo en la dignidad de los pueblos y en la promoción de los derechos humanos.

El titular de la ONU calificó a Guterres como “un hombre de integridad y principio”. Añadió: “no tengo duda de que él, con su pasión y compasión, navegará de manera exitosa los muchos retos complejos y dirigirá a la organización a nuevas y más altas cimas”.

Mientras tanto, el director del organismo civil Human Rights Watch (HRW) para la ONU, Louis Charbonneau, consideró que Guterres asumirá el mando del máximo organismo de la diplomacia internacional en un momento de “retos extraordinarios”.

“En Estados Unidos, Europa y otro lugares líderes que promueven la xenofobia, el racismo y el fanatismo están ganando poder, en tanto que las atrocidades son abundantes en Siria, Yemen y Sudán del Sur”, recordó Charbonneau.

ijsm

Imprimir