Congresistas republicanos desafían a Trump y piden investigar a Rusia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Congresistas republicanos desafían a Trump y piden investigar a Rusia

A poco más de un mes de que Donald Trump jure como presidente de Estados Unidos, el fantasma de la intervención rusa en la campaña electoral acecha al republicano cada vez con más intensidad.

Ayer, los dos líderes republicanos del Congreso, el líder del Senado, Mitch McConnell, y el presidente de la Cámara de los Representantes, apoyaron la carta firmada por otros congresistas, como el ex candidato presidencial republicano, John McCain, en la que se insta a abrir de inmediato una investigación bipartidista sobre lo que consideran una “grave amenaza” a la seguridad nacional, tras confirmar la CIA este fin de semana que ciberpiratas rusos hackearon las campañas republicana y demócrata, pero sólo filtraron documentos con el objetivo de perjudicar a Hillary Clinton y ayudar a la victoria final de Donald Trump, un declarado admirador del presidente ruso Vladímir Putin.

En paralelo, diez miembros del Colegio Electoral pidieron revisar el informe de inteligencia sobre las presuntas injerencias del Gobierno ruso en las recientes elecciones presidenciales antes de emitir su voto el 19 de diciembre y oficializar con él la victoria de Donald Trump.

“Alarma”. “Es un asunto importante y queremos revisarlo desde un punto de vista bipartidista. No somos amigos de los rusos”, aseguró McConnell, tras anunciar su apoyo al comunicado emitido horas antes, en el que se asegura que “las recientes informaciones [confirmadas por la CIA] alarman a los estadunidenses”.

Sobre este asunto, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, recordó ayer que el gobierno de Barack Obama apoya desde que salieron a la luz las denuncias que el Congreso lleve a cabo “una revisión” de esos ciberataques, que está “justificado” si se tiene en cuenta “lo que está en juego y las consecuencias” de ese pirateo.

Malestar con Obama. Pese al anuncio de la Casa Blanca, crecen las voces demócratas que cuestionan si Obama debería haber comunicado públicamente antes de las elecciones las informaciones que apuntaban a que, con el robo de información, Rusia quería ayudar a Trump.

“La falta de respuesta ante el pirateo ruso no se puede atribuir al Congreso”, declaró Adam Schiff, el demócrata de más alto rango en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes. “La Administración tiene todas las herramientas que necesita para responder. Tienen la capacidad de imponer sanciones, de tomar medidas clandestinas. Sin embargo, la Administración decidió no utilizarlas de la manera que disuadiría a los rusos, y creo que eso es un problema”.

Trump niega todo. Trump insistió ayer en negar la conexión rusa y escribió en Twitter: “A menos que agarres a los piratas en el acto, es muy difícil determinar quién estaba haciéndolo. ¿Por qué no se sacó este tema durante las elecciones?”.

Además, el magnate señaló que “si los resultados electorales hubiesen sido los opuestos y hubiésemos intentado jugar la carta rusa”, entonces “lo llamarían una teoría conspirativa”.

 

Imprimir