Documentarán el lado íntimo de las trabajadoras del Barba Azul | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Documentarán el lado íntimo de las trabajadoras del Barba Azul

El cabaret ha sido locación de telenovelas como Huérfanas (2011), de TV Azteca.

El 5 de mayo de 1950 abrió sus puertas el Barba Azul, el cual se convertiría en favorito de hombres que disfrutaban de pagar “a tanto” la pieza de baile a chicas voluptuosas. Esas mujeres hicieron del baño del lugar su zona de refugio, donde reciben consejos de La Mami, una de las trabajadoras más antiguas del cabaret.

El primer acercamiento a las historias de estas mujeres llegó a través de la exposición fotográfica de Mayra Martell. Ahora Laura Herrero, después de visitar el Barba Azul y tener contacto con sus inquilinas, también quiere mostrar a través del documental titulado La Mami, el lado íntimo de esas vidas en la clandestinidad de las copas y los bailes.

“Es un documental de la señora que hoy por hoy está encargada de los baños del Barba Azul. Ella entró al lugar a los veintitantos años, desarrolló toda su vida laboral ahí. Es toda la relación de ella con las chavas, que es casi como familiar. Por qué las chavas deciden y qué las motiva para trabajar ahí. Es una inmersión a la intimidad de estas mujeres, al mundo del Barbar Azul.

“Laura ha ido desarrollando una relación muy estrecha sobre todo con La Mami. El proyecto se presentó en el Foro de San Sebastián. Hay que ver qué posibilidades tendremos, ahora con el recorte a la cultura, de obtener fondos para poder hacerlo en un tiempo más cercano”, adelantó la productora del proyecto, Laura Imperiale, quien acudió al segundo FIC San Cristóbal de las Casas.

El documental, actualmente en su etapa de conseguir recursos para filmar e investigación, permitirá también hacer otra reflexión.

“Es lo que pasa con el rol de la mujer, cómo se ven, cómo nos vemos y cómo nos ven. Es una pequeña radiografía de la sociedad, pero no transpuesta de una manera así, sino con sus matices. Cada uno encontrará en qué cosas se identifica o en qué cosas se da cuenta que ahí estamos todos. A través de estos personajes, uno pude desentrañarlo de una manera distinta, es lo interesante.

“Es cómo la mujer está vista un poco como objeto, pero al mismo tiempo cómo se apodera de sí misma, porque también juega con su cuerpo, no es que sea pobres mujeres. Tienen una vida, una fuerza, una energía y mirada que las hace muy potentes, de alguna manera todos nos reflejamos en algo con ellas. Es revernos a nosotras mismas”, profundizó Imperiale.

PRODUCCIÓN. Por el momento, Laura Imperiale alista el último corte de Noches de julio, ópera prima de Axel Muñoz (sonidista de Te prometo anarquía) y el estreno en festivales de la coproducción México-Costa Rica Violeta al fin, dirigida por Hilda Hidalgo y protagonizada por la costarricense Eugenia Chaverri, con la participación especial del mexicano Gustavo Sánchez Parra.

“Ella es una mujer de 72 años, él es un chavo como de 40, que llega a Costa Rica. Ella a esa edad decide divorciarse, porque su marido ya piensa que la vida se terminó, que ya están viejitos y que no hay mucho más para hacer que morir. Ella piensa que no, que la vida todavía tiene mucho por hacer, quiere nuevos planes, eso hace que al fin de cuentas decida separarse.

“Empieza hacer natación y planes para seguir desarrollando su vida, hasta que se entera que tiene un problema con su casa. Es todo el enfrentamiento que ella tiene por descuidar sus intereses y ante la situación cambiante del mundo, donde no le interesa las personas, sino el desarrollo económico”, finalizó Imperiale.

Imprimir