Pide Norberto Rivera que la Virgen toque el endurecido corazón de Trump | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Pide Norberto Rivera que la Virgen toque el endurecido corazón de Trump

El arzobispo primado de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, pidió que la Virgen de Guadalupe toque el corazón endurecido del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, para que vea como hermanos a los mexicanos, para que sea tolerante con quienes han forjado una nación plural.

Al oficiar la misa de la Bendición de las Rosas, en la Basílica de Guadalupe, en el marco del 485 aniversario de la aparición de la Virgen de Guadalupe al indio san Juan Diego, el purpurado también pidió a la Morenita del Tepeyac, que alivie a un México enfermo de violencia y herido de injusticia”.

“Mueve el corazón de los norteamericanos para que den cabida a quienes, con su duro trabajo, han dado prosperidad a su país, y toca el corazón endurecido del nuevo presidente electo quien siendo cristiano –como él lo ha declarado– no puede ver a los pobres y a los inmigrantes como enemigos, sino los debe ver como hermanos con quienes debe ser tolerante, generoso y justo”, dijo.

Pidió consuelo y a los millones de mexicanos que emigraron a los Estados Unidos en busca de pan para su familia, de educación para enfrentar el futuro, por parte de aquellos que también algún día fueron forasteros, y que supieron formar una gran nación diversa en sus culturas.

Acompañado del nuncio apostólico, Franco Coppola, así como por los cabildos de la Basílica de Guadalupe y de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, Rivera Carrera pidió a la Virgen de Guadalupe fortaleza y cuidado para todos los migrantes que viven momentos de incertidumbre: a los padres que se angustian por la posibilidad de perder el trabajo, a las madres que temen ver separadas a sus familias, esperanza a los jóvenes que no puedan y deben abandonar sus estudios, y fuerza a aquellas familias que reciben dinero de ese país.

En una Basílica abarrotada por alrededor de 10 mil fieles procedentes de diversas partes de la República, el cardenal pidió “valor a los obispos norteamericanos para que defiendan a las ovejas que Dios les ha enviado”. Agregó: “a los obispos mexicanos, concédenos el valor y la gracia para acompañarlos en la adversidad”.

El cardenal Rivera Carrera, también hizo una súplica especial, por nuestro México, dijo, que está enfermo de violencia y herido de injusticias, por lo que pidió a la virgen de Guadalupe conmueva el corazón de los violentos y pecadores, protege a las familias, conserva nuestra fe católica, da a nuestros gobernantes vocación de servicio, sacia nuestra hambre y sed de justicia.

“Has que veamos con claridad que la solución a los posibles problemas está en nuestras manos, en nuestra unidad y en nuestra imaginación para lograr caminos nuevos”, dijo.

“No podemos pedirte más, nos has dado una tierra tan generosa y hermosa que solo falta nuestro esfuerzo y trabajo”, finalizó el religioso.

Imprimir