“¿Putin no se avergüenza de lo que está haciendo en Alepo?” | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

“¿Putin no se avergüenza de lo que está haciendo en Alepo?”

Manifestación contra Putin en Jordania.

El Consejo de Seguridad condenó ayer el martirio de la población de Alepo, orquestado, según las potencias occidentales por las tropas de Bachar al Asad y sus aliados rusos.

“Éste es un día oscuro para la gente de Alepo, sin duda el más oscuro de los pasados cinco años. Las fuerzas de Al Asad, apoyada por Rusia e Irán, han vuelto a redefinir el horror. Han pasado del asedio a la matanza”, denunció el embajador británico, Matthew Rycroft.

En respuesta, el embajador ruso Vitali Churkin negó tener constancia de ningún crimen de este tipo y acusó a la ONU de propagar “noticias falsas” y sin contrastar.

Pero el propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que las evidencias se amontonan en su mesa. “Las muertes y heridas de civiles continúan a un ritmo brutal. Tenemos informaciones creíbles del asesinato de multitud de civiles en bombardeos y ejecuciones sumarias por parte de fuerzas progubernamentales”.

Por su parte, el embajador francés, François Delattre, dijo que en Alepo se está viviendo “la peor tragedia humanitaria del siglo XXI” y aseguró que la ciudad representa para la guerra siria lo que Guernica fue para la guerra civil española.

En un tono muy duro, la embajadora estadunidense, Samantha Power, consideró que Alepo se sumará a otras tragedias que “definen la maldad moderna, como las matanzas en Ruanda o en Srebrenica”.

Power responsabilizó al Gobierno sirio y a Rusia de las atrocidades cometidas en la ciudad.

Churkin, criticó a la embajadora de EU por hablar “como si fuese la Madre Teresa”, y declaró: “Por favor, recuerde el historial de su país, y luego ya podrá empezar a opinar desde una posición de superioridad moral”.

En el enfrentamiento verbal entre las dos potencias, Power dijo temer que los rusos no se vayan a detener ahí, pues, “a partir de ahora Alepo será el modelo utilizado para recuperar localidades bajo control rebelde”.

Y concluyó la embajadora: “¿Putin no se avergüenza de lo que está haciendo en Alepo. De verdad no tiene nada de qué avergonzarse?”.

Imprimir