Crean en el PRD otra tribu | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Crean en el PRD otra tribu

Diversos dirigentes perredistas anunciaron el nacimiento de otra corriente perredista  denominada “Militantes de Izquierda (M.IZ)”, que buscará consolidarse como una fuerza influyente al interior del sol azteca a fin de competirle a las corrientes hegemónicas la dirigencia nacional de ese partido que se renovará en agosto del 2017 y cancelar las alianzas con el PAN.

Entre los dirigentes que impulsan esta nueva corriente se encuentran, Carlos Sotelo y Gilberto Ensástiga, dirigentes de Patria Digna, Miguel Barbosa, de Izquierda Progresista y el ex petista, José Narro de Unidad Democrática Nacional, quienes detallaron la necesidad de recuperar el partido para hacerlo verdadera oposición  y posicionarlo de cara a las elecciones presidenciales del 2018.

El coordinador de los senadores,  Miguel Barbosa, detalló que este bloque partidista  rechaza las alianzas que la dirigencia nacional del PRD que encabeza, Alejandra Barrales, pretende  concretar con el PAN rumbo a los comicios del 2017 sin descartar el 2018.

Aseveró que las alianzas con el PAN han debilitado la identidad del  PRD, lo  alejan de su base social “y lo colocan en el mismo polo de las fuerzas políticas más conservadoras, corruptas e ineficaces de nuestro país”.

El PRD –dijo-- debe recuperar su capacidad de ser promotor de la unidad de las izquierdas y de las fuerzas progresistas y democráticas en el país para competir en el 2018 con un sólo candidato que represente este polo en el país.

“Para nosotros el planteamiento al PRD es una definición clara que sólo seremos parte de una alianza con la izquierda, nunca con la derecha, y a partir de eso construir los escenarios políticos y electorales más convenientes para el partido”, expuso.

Acusó que los triunfos electorales momentáneos en diversas entidades se han reconvertido en el corto plazo en amargas y profundas derrotas como lo demuestran casos como los de Sinaloa, Oaxaca, Baja California o Puebla; años antes están los casos de Yucatán o de Nayarit.

Barbosa recordó que esos estados donde triunfó la alianza PAN-PRD, no hubo más democracia, ni menos corrupción ni se combatió la impunidad a fondo, o se logró menos pobreza ni tampoco más o mejor desarrollo.

“El PRD debe prestarse al triste papel de ser funcional a las estrategias del gobierno actual y de su partido; necesitamos un PRD con ruta propia, candidatos propios y propuestas propias, no ser, el PRD, el Partido Verde del PAN”, estableció.

Imprimir