El retorno del Ejército al cuartel - Cecilia Téllez Cortés | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017
El retorno del Ejército al cuartel | La Crónica de Hoy

El retorno del Ejército al cuartel

Cecilia Téllez Cortés

Tras la petición del secretario de la Defensa, general Salvador Cienfuegos, para que se regrese a las tropas al cuartel o se les dote de un marco jurídico para normar su actuación en labores de seguridad pública, desde todos los foros se expresó la preocupación ante el posible alejamiento de los soldados en zonas donde se ha logrado la pacificación.

De inmediato se habló de dar celeridad al legislativo para que se discuta la Ley de Seguridad Interior. El propio presidente Enrique Peña Nieto expresó su respaldo a la discusión de dicha legislación con el propósito de regular la actuación de las fuerzas armadas en seguridad interna y extraordinaria.

Hace unos días, durante la entrega del Premio de Derechos Humanos, el Jefe del Ejecutivo Federal dijo que  durante su administración ha sido y será prioridad reconocer los problemas que aquejan a la sociedad y que de igual modo se trabaja en actuar para dar solución a través de un “enfoque incluyente”.

Asimismo dijo que la inseguridad y la violencia amenazan la integridad y la dignidad de las personas en ciertas zonas del país, por lo que se deben reconocer las causas estructurales, y que en este sentido se trabaja en conjunto con los legisladores para mejorar la seguridad en territorio nacional.

Desde la CNDH, el  ombudsman nacional, Raúl González Pérez, se pronunció por retirar a las Fuerzas Armadas de las calles de manera gradual, verificable y en el momento en que la situación de violencia lo permita, ya que la seguridad pública le corresponde a las instituciones de carácter civil.

Y sumó a su comentario algo esencial: “Nuestras Fuerzas Armadas debe volver a las funciones que le son propias; su participación en tareas de seguridad pública no debe ser permanente”.

Y para todos es claro que en varias entidades la comodidad para enfrentar tareas de seguridad pública pasa por el llamado de mandatarios estatales clamando la presencia de los soldados para que protejan regiones o personas a merced de la delincuencia. En la comodidad y aplicando la ley del mínimo o nulo esfuerzo.

Y mientras todos miran con la ceja arqueada la actuación de las policías municipales y estatales dado su –dicen-, alto nivel de corrupción o involucramiento con los grupos delictivos, lo cierto es que nadie se está ocupando de mejorar la situación de las corporaciones policiacas locales.

Y todo ello es producto de la falta de continuidad a las políticas de seguridad pública. Retrocedimos muchos años al haber desaparecido una Secretaría de Seguridad Pública, cuya construcción implicó una fuerte inversión. Cada que cambia un periodo sexenal, municipal o estatal y, de acuerdo con el signo partidista, en materia de seguridad inicia el juego de Serpientes y Escaleras.

No se está invirtiendo en capacitación a las corporaciones policiacas, principalmente las municipales que son las que tienen el contacto directo con la ciudadanía.  No se les ofrecen mejores salarios, viviendas, becas para sus hijos. Y al no estar preparados, al no contar con equipos, armamento adecuados, son presa fácil de grupos delictivos que los corrompen o, en el peor de los casos, los amedrentan.

¿Qué pueden hacer integrantes de las corporaciones policíacas en municipios que tienen escaso personal para cubrir tres turnos cuando por las calles de las zonas “calientes” pasa un convoy con 60 u 80 integrantes de la delincuencia con mejor armamento?

Es sabido que el estado de fuerza de un municipio o entidad federativa debe ir de acuerdo a las necesidades de la comunidad. De no tomar cartas en el asunto, la situación no mejorará, por más regulación que se aplique a la actuación de las fuerzas armadas.

 

ENTRESIJOS.- Fuerte el discurso pronunciado ayer por el  titular del Poder Judicial de la Federación,  el ministro Luis María Aguilar durante su Segundo Informe de Labores que fue atestiguado por el presidente Enrique Peña Nieto. Advirtió que las resoluciones de jueces y magistrados federales a favor de los derechos humanos, sin importar a quién favorezcan, sólo cumplen con las reformas constitucionales que fueron aprobadas en el año 2011, por lo que calificó como paradójico que ahora se les pida a los impartidores de justicia que ignoren lo que marca la Constitución.  Aguilar Morales respondió a las voces que critican a los jueces por emitir sentencias que privilegian a imputados y detenidos cuando se acreditan violaciones al debido proceso y a los derechos humanos, destacando que los juzgadores federales están obligados a cumplir con la Carta Magna… La próxima semana el Jefe del Ejecutivo Federal se apresta a disminuir sus actividades públicas. Uno de los últimos eventos que encabezará será el aniversario luctuoso de José María Morelos y Pavón en Ecatepec.

Twitter @cecitellez

cetece@hotmail.com

Imprimir

Comentarios