Me gustan las historias provocadoras aún si son de fantasía: Michael Fassbender | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Me gustan las historias provocadoras aún si son de fantasía: Michael Fassbender

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El actor alemán-irlandés Michael Fassbender, el cineasta australiano Justin Kurzel y la actriz francesa Marion Cotillard hace un par de años unieron su talento para realizar una de las versiones más sofisticadas y preciosistas del clásico Macbeth, de William Shakespeare. Ahora los tres vuelven a unir su talento junto al del mítico Jeremy Irons, para dar el salto de una adaptación literaria a una más arriesgada que es la de hacer una película a partir de un videojuego, en este caso Assassin’s Creed, uno de los más populares y complejos de los últimos años.

Si bien es cierto que Fassbender ha formado parte de filmes de acción con personajes como Magneto en la saga de X-Men, es en esta película en la que tuvo que poner más esfuerzo físico en un proceso, que si bien no llega a los extremos de su papel en Hunger, de Steve McQueen, sí hay una serie de escenas de acción que le exigieron.

Su personaje lo vale: Un hombre llamado Callum Lynch, quien es un criminal encerrado y condenado a ser ejecutado por sus delitos; sin embargo, una organización secreta llamada Abstergo le da una nueva oportunidad de vida al utilizar en él una tecnología revolucionaria que permite rastrear su ADN y desbloquear sus recuerdos genéticos, así Lynch experimentará las aventuras de su ancestro Aguilar de Nehra, miembro de una hermandad secreta de asesinos en pleno auge de la inquisición española que protege un secreto legendario.

“El poder de los videojuegos no fue importante para nosotros. No hicimos una película para gamers, hicimos algo original (…) El mundo de los templarios, el mundo de los asesinos, la lucha entre estos dos universos para llevar el rumbo de la tierra y nuestro futuro, todo eso se me hace muy interesante. En el medio, una máquina para la fantasía que propone el ejercicio de la memoria genética”, expresó el actor Michael Fassbender, en conferencia de prensa realizada en la Ciudad de México, en donde promociona su filme junto al director Justin Kurzel.

“La idea de hacer una película sobre el videojuego era mostrar una historia con personajes nuevos dentro del denso universo de Assassin’s Creed, posiblemente en otras películas próximas veamos personajes clásicos del videojuego pero en esta, nuestro objetivo era adicionar una historia interesante a la película”, añadió el realizador Kurzel.

De acuerdo con el actor, el filme intenta ir más allá de entrar en el grupo de películas de fantasía o aventuras, debido a que tiene un trasfondo que fue lo que lo motivo a hacer el personaje central, que dicho sea de paso, tiene algunas similitudes con algunos de sus grandes personajes en el cine: el de hombre atormentado.

“Me gustan las historias provocadoras, que te hacen pensar en lo que sucedió después de que dejas la sala, aún si es algo para entretenerse o que provenga del mundo de fantasía, que se quedan en tu mente al salir del cine. Me gustan cosas originales, que tal vez no había hecho antes”, declaró.

“El mundo de los templarios, el mundo de los asesinos, la lucha entre estos dos universos para llevar el rumbo de la tierra y nuestro futuro, una sociedad secreta tan poderosa, gente que lideraba el mundo, que cree en la ciencia, en el orden y también que unos seres humanos son más valiosos que otros, todo eso se me hace muy interesante. En el medio, una máquina para la fantasía que propone el ejercicio de la memoria genética”, explicó.

Además de los mencionados Marion Cotillard y Jeremy Irons, el filme cuenta con la actuación especial de Charlotte Rampling, y también actúan talentos españoles como Carlos Bardem y Hovik Keuchkerian, que recrean la mayor parte de las escenas de acción en su viaje al cuerpo de su ancestro, por parte del protagonista.

Finalmente, cabe destacar que el realizador Justin Kurzel se aventuró a realizar el filme sin tener conocimiento específico del videojuego, “hay que tener una forma muy disciplinada para ejecutarlo y fue muy buena la investigación que hicimos en Montreal, donde la arquitectura, la política, la religión, fueron importantes para la infraestructura de Assassin’s Creed”, dijo Kurzel, quien concluyó que “nunca me habían ofrecido nada semejante y nos lo pasamos muy bien, tanto como en Macbeth”.

Imprimir