Santos le regala al Papa la bala convertida en bolígrafo que usó para firmar la paz | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Santos le regala al Papa la bala convertida en bolígrafo que usó para firmar la paz

Santos le regala al Papa la bala convertida en bolígrafo que usó para firmar la paz | La Crónica de Hoy

El Papa Francisco y el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sostuvieron hoy una audiencia privada en el Vaticano mientras el ex mandatario Alvaro Uribe, se aprestaba a aterrizar en Roma para unirse al encuentro.

Como estaba previsto originalmente, Santos llegó al Palacio Apostólico Vaticano a las 10:30 horas local y subió hasta el nivel diplomático donde lo esperaba Jorge Mario Bergoglio, en la Sala del Troneto.

En ese lugar, la antecámara de la biblioteca papal, ambos se saludaron. “Bienvenido, es un gusto verlo. Es su tercera venida”, exclamó el líder católico. Luego de la foto de rigor, ambos se sentaron ante un gran escritorio de madera.

En ese momento el presidente señaló: “Necesitamos su ayuda”. Entonces comenzó un diálogo a puertas cerradas que se extendió por unos 20 minutos, luego se pasó a la presentación de la comitiva colombiana y el intercambio de regalos.

Santos estuvo acompañado por su esposa, los tres hijos de ambos, y otros funcionarios, entre ellos la canciller María Angela Holguín Cuellar y el embajador Guillermo León Escobar Herrán. El grupo estuvo compuesto por unas 10 personas.

Tras los saludos el presidente le regaló al Papa una pluma realizada sobre un cartucho de bala de una metralleta calibre 50, similar a la usada para la firma de los acuerdos de paz y que muestra la inscripción: “Las balas escribieron nuestro pasado, la paz nuestro futuro”.

Además le obsequió una escultura de porcelana en forma de corona compuesta por orquídeas blancas, la flor típica del país.

Francisco dio, por su parte, una medallón y tres libros: sus textos “Evangelii Gaudium” (La alegría del evangelio), “Laudato Si” (alabado seas) y “Amoris Laetitia” (La alegría del amor). Al final de todo, el pontífice acompañó al presidente hasta la puerta y allí se despidieron.

Mientras todo esto tenía lugar, Alvaro Uribe Vélez estaba llegando a Roma por una invitación de último momento de parte del mismo Papa, para un encuentro de los tres en el Palacio Apostólico.

Se espera que en las próximos minutos tenga lugar esa esperada reunión, aunque el Vaticano aún no ofrece mayores detalles al respecto.

ijsm

Imprimir