Pesadez al andar: várices | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Pesadez al andar: várices

Especialista. El trastorno circulatorio conocido como varices sigue un curso silencioso que cuando se manifiesta puede tener fatales complicaciones. El médico angiólogo es el especialista indicado para hacer el diagnóstico y prescribir tratamiento.

El dolor de piernas que llega al atardecer puede ocasionar muerte por infarto o amputación de alguna extremidad, esto a causa de insuficiencia venosa que es un trastorno de la circulación sanguínea.

Las manifestaciones de las várices (insuficiencia venosa) son tan comunes que quienes las padecen aceptan las molestias como algo normal que es parte de la rutina diaria. Por ejemplo: hay personas que en cada atardecer tienen la costumbre de recostar su espalda sobre una superficie plana para luego colocar sus piernas en alto y quedar en posición de V, pues es así como mitigan el dolor que sienten al estar de pie o al andar.

Otras molestias a las que las personas con várices se habitúan son: pesadez, hinchazón, comezón y/o ardor de piernas, así como enrojecimiento y presentar inflamación visible de las venas (arañas) sobre la superficie de la piel.

El riesgo que se corre al no atender esto es que se estima que la insuficiencia venosa afecta a 6 de cada 10 mexicanos, siendo las mujeres las más afectadas en proporción de 3 a 1. Aunado a esto, puede presentarse a cualquier edad y no importa si se padece o no sobrepeso u obesidad, de todos modos las várices pueden aparecer.

Al correr de los años, este trastorno inflama a tal grado las venas, que cualquier “accidente” puede provocar una herida (úlcera) y sangrar, situación delicada y de difícil manejo, sobre todo si se trata de una persona con pie diabético, pues si no se le atiende correctamente, puede necrosar y perder la extremidad.

De la misma forma, alguien que esté en su peso ideal pero que tenga 10 o 20 años con várices podría desarrollar trombos, acumulación de sangre coagulada que se irá a los pulmones y al tapar la vía aérea provocará un infarto.

¿QUIÉNES ESTÁN EN RIESGO?  El angiólogo y cirujano vascular, Juan Francisco Flores Nazario comenta que en su consulta ha llegado a tener pacientes de 15 y 17 años, personas que padecieron várices desde la adolescencia por la carga genética que portaban. Al respecto señaló que cuando mamá tiene insuficiencia venosa, la hija tiene 50 por ciento de probabilidades de padecerla y el hijo 25 por ciento; cuando papá y mamá tienen las piernas con “arañas”, las probabilidades de que la hija las presente se elevan a 65 por ciento y el hermano hasta 50 por ciento.

“Es importante que las personas acudan a revisión desde que notan las primeras apariciones de las várices pues entre más tiempo se deje la lesión sin atender, más se irá dañando el tejido y con ello la úlcera podrá requerir de más tiempo para su curación”, dijo el doctor Flores Nazario.

El especialista apuntó que este tipo de trastornos son causa principal de ausentismo y “presentismo” laboral; por una parte los pacientes se declaran incapaces de llegar al trabajo por el dolor que sienten; y por otra, si logran asistir no producen pues las molestias no se lo permiten.

“Imagina un policía que tenga una úlcera. Si necesita entrar en acción no podrá hacerlo porque lo que él necesita es descanso y atención; estos padecimientos son muy costosos, una estadística de 2010 indica que Estados Unidos pagó dos billones de dólares por gastos relacionados con trastornos venosos”, comentó el doctor Flores.

NATURALEZA DEL MAL. Aunque cualquier herida necesita tratamiento, el método no puede ser el mismo para todos los casos, razón por la que el doctor Flores Nazario sostiene que, de manera ideal, quien debe hacer la valoración y prescribir el tratamiento debe ser un médico angiólogo. Para el tratamiento de una herida, el especialista descartó seguir recomendaciones caseras o la automedicación, pues explicó que en el mercado existen diferentes productos, cada uno con su indicación específica.

“Por ejemplo, de utilizar el apósito incorrecto, la herida que se busca sanar podría empeorar con sus respectivas consecuencias”, subrayó el doctor Flores. Agregó que los pacientes no deben dejarse engañar por quienes ofrecen “soluciones mágicas”, charlatanes que aseguran que con un tratamiento pueden curar cualquier herida. “Una úlcera que tarde más de 15 días en cerrar podría tratarse de un cáncer y esto es tarea de otro especialista y de otro abordaje”, advirtió.

PREVENCIÓN. Al considerar que la carga genética influye de manera importante en el posible desarrollo de este padecimiento, el doctor Flores Nazario sugirió revisar el árbol genealógico. De igual forma, sin importar la edad o las condiciones de salud, también recomendó el uso de calcetas o medias elásticas, pues este tipo de prendas ayudan a retrasar o a controlar la insuficincia venosa, y postergan el cansancio por estar mucho tiempo de pie o caminar largas distancias.

¿Dónde acudir?:

Dr. Juan Francisco Flores Nazario. Angiólogo y cirujano vascular. Tel: 5538-0570 ext. 1018 y
(01-800) 831-5038

El Instituto Mexicano del Cuidado Avanzado de Heridas. Tel: (0155) 5563-3303 y
(01-800) 9013-303
FB: IMCAH Instituto Mexicano del Cuidado Avanzado de Heridas

Fundación para la investigación de padecimientos vasculares. Tel: (0155) 5606-5792
Mail: contacto@fipav.org.mx
Sitio: www.fipav.org.mx

Directorio Médico Mexicano. Segmentado por especialidad, se puede encontrar al médico angiólogo más cercano.
Sitio: www.directoriomedicomexicano.com
Tel: (0155) 5351-5270

Imprimir