El Buzón - Lectores | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017
El Buzón | La Crónica de Hoy

El Buzón

Lectores

Reclusos de la tercera edad piden prisión domiciliaria

Señor director:

 

Soy una persona de más de 81 años de edad, interno en el Reclusorio Preventivo Varonil Sur de la CDMX. Los demás internos de edad avanzada, tienen 60, 70, 80 o más años, y como yo, estamos enfermos de múltiples padecimientos.

Por avanzada edad, senilidad o grave estado de salud deberíamos estar libres o en prisión domiciliaria, pues estar encarcelados pone en peligro nuestras vidas, hecho que no es un chantaje emocional, sino una cruda realidad.

Muchos de esos ancianos “peligrosísimos”, apenas pueden caminar y, por eso es que sistemáticamente se les negó el beneficio de prisión domiciliaria o excarcelación por edad avanzada o estado grave de salud.

En caso similar, están muchos del Dormitorio 9, que ahora están en la Zona 2 del Dormitorio 1, por cuestiones de salud. Algunos casi ciegos, otros sin algún miembro, otros cargando sus bolsas de suero u orina, con muletas o sillas de ruedas y siendo también “peligrosos” para la sociedad y con la posibilidad, igual que los ancianos, de poderse sustraer de la acción de la justicia.

En cuanto a los servicios médicos, el personal hace lo que pueden con eso poco que tiene. Es grave que tengan a gente de la tercera edad y no se cuente con un geriatra de planta. Si se trata de una cuestión de salud, uno tendría que ir en una ambulancia manejada con las precauciones que el caso amerita, pero tal cosa no es posible, porque “no están” o “están descompuestas”.

Luego, por lo vieja y dañada de la camilla (no sé si existe más de una), y lo dañado del piso, se ha dado el caso de que se les caiga el enfermo.

Tenemos un constante temor y desasosiego en cuanto a nuestra posibilidad de salir vivos de aquí.

Es la misma situación de toda la población vulnerable, incluyendo a los indígenas, que fueron sacados del dormitorio 1, con el pretexto de que seria por 15 días por una remodelación y puestos en población en un “bis” con unas condiciones mucho peores que las que tenían antes: todos juntos hacinados, expuestos a la población en general, siendo población vulnerable, y con tres excusados sin agua corriente para casi 100 personas. De eso ya hace un año. Ganaron un amparo y las autoridades aún no los regresan a su lugar.

Solicité el 18 de julio 2016 al Juez de Ejecución de Sanciones Penales el beneficio de la salida por el 70% de mi encarcelamiento o por edad avanzada y no he tenido respuesta tras más de 2 meses de espera. Durante el proceso me fue negada la prisión domiciliaria varias veces. Aquí sigo, en prisión, pese a todas las reformas y nuevas leyes que se han publicado.

Nuestra petición es que se nos ayude a todos los que estamos en este Reclusorio y en todas las cárceles del país, que somos personas de avanzada edad, más de 60 Años, y a quienes tengan enfermedades graves, crónicas o incurables, o se encuentren seniles y no deban reparación del daño, o, por insolvencia.

Esperamos que algo se pueda hacer por nosotros y que por poner esta petición y queja no se nos castigue de forma alguna.

Los internos de la tercera edad del Reclusorio Preventivo Varonil Sur de la CDMX

(Carta Resumida)

 

Imprimir

Comentarios