Última (y remota) oportunidad de que no sea Trump | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Última (y remota) oportunidad de que no sea Trump

El Colegio Electoral, el cónclave que elige al presidente estadunidense con base en los resultados por estado, se reúne hoy para certificar, salvo sorpresa de última hora, la victoria de Donald Trump, que algunos quieren frustrar in extremis, pidiendo a que los compromisarios cambien de opinión. El alegato es poderoso, pero inútil: Hillary Clinton ganó por una diferencia de tres millones de votos, pero el sistema electoral estadunidense no adjudica la Presidencia al que gane por el voto popular, sino a quien logre sumar 270 votos electorales de 538 posibles. El republicano logró 306 compromisarios, mientras que la demócrata se quedó con 232.
El cónclave nunca se ha opuesto al resultado de las elecciones, pero siempre hay una primera vez, y la situación daría un vuelco si 38 de los compromisarios que logró el magnate lo traicionan y votan por Clinton. De esta manera, la demócrata lograría los 270 votos que necesita.
Hasta la fecha solo un compromisario republicano, Chris Suprun, de Texas, ha dicho que no votará por Trump, mientras que un grupo de compromisarios de Clinton conocidos como los “Electores de Hamilton” (en honor Alexander Hamilton, quien ideó el sistema) ha prometido no votar por Clinton, si un número suficiente de republicanos proponen a un tercer candidato.
En toda la historia de la democracia estadunidense solo nueve electorales en distintas citas del Colegio Electoral han cambiado su voto o han votado en blanco y pese a las presiones es casi imposible una deserción en masa en el bando de Trump. En la imagen, manifestantes pedían ayer en Los Ángeles a los compromisarios republicano que hagan el “milagro” de tumbar la elección de Trump y el magnate populista no sea el próximo presidente de EU. 

Imprimir