¿Tu sangado mentrual es anormal? | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

¿Tu sangado mentrual es anormal?

El sangrado vaginal hormonal ocurre con mayor frecuencia cuando los ovarios no liberan un óvulo

Consultar al médico para identificar la causa es la mejor opción

El ciclo menstrual, o periodo, de cada mujer es diferente. En promedio, el periodo de una mujer ocurre cada 28 días y los ciclos se repiten entre 24 y 34 días. Generalmente durando de cuatro a siete días.

Las niñas jóvenes pueden tener sus periodos separados por lapsos de entre 21 y 45 o más días y las mujeres de entre 40 y 50 años notarán a menudo que su periodo ocurre con menor frecuencia.

Esto ocurre porque aproximadamente cada mes, los niveles de las hormonas femeninas producidas en el cuerpo de una mujer suben y bajan. El estrógeno y la progesterona son dos hormonas que tienen una función importante en la ovulación. Ese es el momento en el que los ovarios liberan un óvulo.

El sangrado vaginal hormonal ocurre con mayor frecuencia cuando los ovarios no liberan un óvulo. Los cambios en los niveles hormonales provocan que su periodo se retrase o se adelante y que algunas veces sea más abundante de lo normal.

El sangrado vaginal hormonal o hemorragia uterina disfuncional (HUD) es un sangrado anormal de la vagina provocado por cambios en los niveles hormonales. Se trata de un sangrado que no es causado por: Embarazo o aborto espontáneo, afecciones como cáncer o miomas, problemas con el útero o la vagina a raíz de infecciones u otras causas.

En la mayoría de las mujeres, la hemorragia uterina anormal es causada por un desequilibrio hormonal.

El HUD es más común entre adolescentes o mujeres que se acercan a la menopausia, es impredecible y el sangrado puede ser muy abundante o ligero y puede ocurrir con frecuencia o de manera aleatoria.

Los síntomas del sangrado vaginal hormonal pueden ser:

  • Sangrado o manchado de la vagina entre periodos.
  • Periodos que ocurren con un intervalo de menos de 28 días (más común) o de más de 35 días.
  • El tiempo entre los periodos menstruales cambia cada mes.
  • Sangrado más abundante (expulsar coágulos grandes, necesidad de cambiar la protección durante la noche, empapar una toalla sanitaria o un tampón cada hora durante dos a tres horas consecutivas).
  • Sangrado que dura más días de lo normal o más de siete días.

Otros síntomas causados por cambios en los niveles hormonales pueden ser:

  • Crecimiento excesivo de vello corporal en un patrón masculino ( hirsutismo)
  • Bochornos
  • Cambios en el estado anímico
  • Sensibilidad y resequedad de la vagina

Una mujer puede sentirse cansada o fatigada si está perdiendo demasiada sangre con el tiempo. Éste es un síntoma de anemia.

Para detectar cualquier problema adicional se pueden realizar estudios como un examen pélvico y puede hacer una citología vaginal. Otros exámenes que se pueden hacer incluyen: Conteo sanguíneo completo, perfil de coagulación sanguínea, pruebas hormonales, prueba de embarazo, pruebas de función tiroidea,

Las mujeres jóvenes de hasta 18 años pueden tratarse con píldoras anticonceptivas combinadas de dosis bajas. En otras mujeres, el tratamiento puede incluir uno o más de los siguientes:Terapia de altas dosis de estrógenos para mujeres que presentan sangrado muy abundante. Colocación de un dispositivo intrauterino que libera la hormona progestágeno. Ibuprofeno o naproxeno tomado justo antes del comienzo del periodo.

Las mujeres de 40 años en adelante pueden tener la opción de recibir progestágeno cíclico o terapia de hormonas cíclica. Se pueden recomendar también suplementos de hierro en caso de presentar anemia.

Si se desea embarazarse, se pueden suministrar medicamentos para estimular la ovulación.

Las mujeres con síntomas serios que no mejoren con otros tratamientos pueden considerar los siguientes procedimientos si ya no desean tener hijos, entre los que están: intervención quirúrgica para extirpar el recubrimiento del útero o una histerectomía para extirpar el útero.

Las complicaciones que pueden ocurrir son: Esterilidad (incapacidad para embarazarse), anemia grave debido al sangrado profuso con el tiempo o aumento del riesgo de cáncer endometrial.

Imprimir