Los constituyentes de 1917 también escribieron poesía, novelas, historia… | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Los constituyentes de 1917 también escribieron poesía, novelas, historia…

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Los hombres que redactaron la Constitución de 1917, antes de ser constituyentes, fueron estudiantes del Positivismo y después de publicar la carta magna no todos se convirtieron en diputados o diplomáticos, algunos escribieron poesía, novelas y libros de historia, y hoy parte de esas obras junto con 70 documentos, entre fotografías y papeles personales, se exhiben en el Museo Nacional de la Revolución.

En palabras del  historiador Edgar Rojano García, la muestra que se titula Las ideas de los Constituyentes de 1917, es una apuesta distinta a las exposiciones que se verán en las próximas semanas en torno a los festejos por el centenario de la promulgación de la  Constitución de 1917.

“En esta exposición no partimos de la clásica idea de que Venustiano Carranza llamó a un Congreso Constituyente, de que se reunieron en Querétaro e hicieron una constitución, sino que la gran apuesta es hablar de las ideas; partimos del grupo de diputados desde un antes y un después. No sólo hablamos del momento de diciembre de 1916 y enero-febrero de 1917”, indicó el también curador.

El primer eje de dicha muestra es el antes de los constituyentes. “La pregunta clave es: ¿cómo es que estos hombres que se formaron en el siglo XIX forjaron al México del siglo XX? En este punto, la educación jugó una destacada actuación, todos ellos se educaron en el Positivismo, que fue la doctrina más influyente en el México de entonces”.

Muchos de esos personajes, añadió, se educaron en la Universidad Nacional y no importando en qué disciplina: ingeniería, medicina o derecho, recibieron una educación que les permitió debatir las grandes ideas que darían forma a la Constitución de 1917.

Por ello, dijo, los visitantes podrán ver fotografías de mujeres que aspiran a la igualdad, imágenes sobre la situación agraria y fotografías de los principales centros de educación, procedentes de acervos públicos como la Fototeca Nacional, el Archivo Histórico de la UNAM; además de documentos facsimilares de cuando algunos constituyentes eran estudiantes, “porque prácticamente nadie ha hurgado en qué hacían antes del Constituyente”.

LITERATOS. La segunda parte de la exposición evidencia las actividades y oficios que ejercieron los constituyentes después de 1917. “Pareciera que estos hombres sólo fueron constituyentes y ya. Hoy se habla mucho de José Múgica, o de Carranza, pero del gran grueso de constituyentes nadie habla”, señaló Rojano García.

¿Qué fue lo que hicieron? El curador indicó que varios escribieron libros de historia narrando sus vivencias, otros hicieron poesía o textos pedagógicos, y algunos se incorporaron como legisladores en el Senado de la República.

Por ejemplo, quienes hicieron obras históricas fueron: Jesús Romero Flores, diputado por Michoacán, quien publicó en 1963 La Revolución como nosotros la vivimos; Porfirio del Castillo, diputado por Puebla, escribió en 1953 Puebla y Tlaxcala en los días de la Revolución (1953); Juan de Dios Bojórquez, quien representó a Sonora en el Constituyente, hizo una biografía de Plutarco Elías Calles en 1925; y Félix Palavicini, representante de la Ciudad de México, escribió Historia del Congreso Constituyente: 1916-1917.

Quienes escribieron poesía fueron: Marcelino Dávalos, diputado por el estado de Jalisco, quien publicó Del bajío y arribeñas: poemas callejeros 1917; y Alfonso Cravioto, diputado por Hidalgo, compiló sus Poesías completas 1904-1944. Además, Paulino Machorro, diputado por Jalisco, escribió Curso completo de educación cívica nacional (1918).

“¿Cómo representábamos en una exposición las ideas de estos personajes, si  las ideas son etéreas?, entonces una de las maneras en que podíamos representarlas era a través de la obra que escribieron, de ahí la selección de los libros, muchos de éstos, son primeras ediciones”, destacó Rojano García.

RESCATE DE UN FOTÓGRAFO. Los dos fotógrafos del Congreso Constituyente, es decir, de las discusiones que existieron en Querétaro y de la redacción de la Constitución, fueron: Gustavo Casasola y José Mendoza; del primero, su trabajo es conocido, pero del segundo, su trabajo está en proceso de rescate.

“José Mendoza era el fotógrafo de Venustiano Carranza y él se encargó de  documentar prácticamente desde que Carranza se levantó en armas en contra de Victoriano Huerta en 1913, hasta el asesinato del ex presidente en Tlaxcalatongo, e incluso hizo aspectos posteriores al constitucionalismo”, explicó Rojano García.

Actualmente, indicó, están rescatando el trabajo de Mendoza como fotógrafo porque no hay un estudio sobre él. “Lo interesante de José Mendoza es que mandó a publicar varios álbumes de historia gráfica sobre el Constituyente, pero nunca se hizo un libro como tal”.

La hipótesis del historiador es que Mendoza intentó en algún momento ofrecer su álbum para que fuera publicado en formato de libro y de ahí que existieran varias ediciones de autor casi con las mismas fotografías. “El asunto es cómo llegaron estos álbumes a diferentes personas, porque hay fotografías de este mismo álbum en el Centro de Estudios de Historia de México Carso, en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y con particulares”.

En la exposición se pueden observar algunas de las fotografías tomadas por Mendoza, además de documentos de la colección familiar de Gabriel Rojano Palacios, diputado por Puebla; un audiovisual con escenas de Querétaro durante el Congreso de 1917 hecho por el investigador de la UNAM, Aurelio de los Reyes y un audio que reproduce las entrevistas hechas a los constituyentes Alberto Terrones Benítez y Cándido Avilés Isunza.

Por último, la muestra exhibe un ejemplar original de la Constitución de 1857, una edición de la Constitución de 1917 y la silla que ocupó Venustiano Carranza durante el Constituyente en Querétaro.

 

33


ã Las ideas de los Constituyentes de 1917 estará abierta al público hasta el 22 de enero de 2017 en la sala de exposiciones temporales del Museo Nacional de la Revolución, ubicado en Plaza de la República s/n, colonia Tabacalera (sótano del Monumento a la Revolución).

 

Imprimir