La cuarta revolución industrial, Industria 4.0 - Ma. del Rocío Pineda Gochi | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017
La cuarta revolución industrial, Industria 4.0 | La Crónica de Hoy

La cuarta revolución industrial, Industria 4.0

Ma. del Rocío Pineda Gochi

La historia económica mundial nos permite conocer y tener una perspectiva en el largo plazo, de los procesos socioeconómicos que sentaron las bases de las estructuras económicas de las sociedades preindustriales, la industrialización, la integración de mercados, la globalización y, en general, la conformación de los sistemas económicos contemporáneos. Esta concatenación de hechos y acontecimientos ha dado origen a grandes saltos en la historia, que son marcados por innovaciones tecnológicas y el uso de nuevas fuentes de energía enfocados al aumento de la producción.

El término “revolución industrial” se utilizó para nombrar la transformación económica, social y tecnológica que se inició en la segunda mitad del siglo XVIII en Inglaterra. Periodo durante el cual se vivió el mayor conjunto de cambios en  la historia de la humanidad desde el Neolítico, pasando de una economía rural —basada fundamentalmente en la agricultura y el comercio— a una economía de carácter urbano, industrializada y mecanizada.

A partir de este hecho se dice que hemos transitado por tres revoluciones industriales, y que estamos en los albores de una cuarta, que en Alemania han denominado “Revolución 4.0”. La primera fue la mecanización de la producción con agua y la energía de vapor; la segunda introdujo la producción en masa con la ayuda de la energía eléctrica; la tercera, una revolución digital con el uso de la electrónica e informática y las telecomunicaciones; y la cuarta revolución busca fusionar los avances de la revolución industrial (maquinaria, procesos y fábricas) con los de la revolución digital (internet, redes y sistemas) para lograr una mayor flexibilidad e individualización de los procesos de producción, creando sistemas ciberfísicos, que combinen infraestructura física con software, sensores, nanotecnología y tecnología digital de comunicaciones.

Refiere el economista y empresario Klaus Schwab —fundador del Foro Económico Mundial— que “… estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes…”

Se dice que estos poderes de cambio afectarán el mercado del empleo, el futuro del trabajo, los sistemas económicos, la geopolítica y los marcos éticos. Frente a este cambio de paradigma y nueva carrera tecnológica, los países desarrollados llevan una enorme delantera frente a los países emergentes.

Sin embargo, los países en vías de desarrollo tenemos la oportunidad de establecer agendas de gobierno para iniciar lo más pronto posible los procesos de trasformación y adecuación de nuestros sistemas productivos. La “Agenda México 2030: Propuestas para un Crecimiento Incluyente ante la Cuarta Revolución Industrial” que recientemente presentó el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, establece las bases para que en 13 años México se coloque entre los cinco primeros exportadores del mundo, duplique tanto su productividad laboral como su PIB per cápita, mejore su distribución, y multiplique las oportunidades de desarrollo social.

Consideramos que esta agenda se desarrolla en el mismo sentido de los objetivos que se ha planteado el gobierno en turno —con la instrumentación de las reformas estructurales— que buscan dar mayor productividad y competitividad a nuestra economía, fortalecer las finanzas públicas, mantener la estabilidad macroeconómica y lograr un crecimiento económico sostenido. Iniciar a tiempo la cuarta revolución industrial en nuestro país, dependerá de la oportunidad con que entendamos, nos preparemos y adaptemos a estos cambios en esta nueva era industrial.

Senadora de la República

Michoacán de Ocampo

@RocioPinedaG

Imprimir

Comentarios