Sospechoso de Berlín coqueteó con yihadistas, pero fue dejado en paz por la policía | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Sospechoso de Berlín coqueteó con yihadistas, pero fue dejado en paz por la policía

Ficha policial de Anis Amri que incluye la recompensa por su captura.

Anis Amri, tunecino de 24 años, es la persona más buscada de Europa, luego de que las autoridades alemanas publicaran su identidad, al considerarlo principal sospechoso del atentado terrorista del lunes en Berlín, al aparecer su documentación en la cabina del camión que embistió a las personas que visitaban un mercadillo navideño.

Con la advertencia de que puede ser violento e ir armado, la Fiscalía Federal y la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) pidieron la colaboración ciudadana y emitieron una orden de detención europea con la difusión de dos fotografías de Amri y una recompensa de 100 mil euros por pistas que ayuden a encontrarlo.

Amri entró en el verano de 2015 y fue vigilado por las autoridades de Berlín hasta el pasado septiembre, por mantener supuestamente vínculos con círculos yihadistas en Alemania. Según el diario Süddeutsche Zeitung, se cree que estaba relacionado con una red que lideraba Abua Walaa, detenido el pasado noviembre en Alemania y acusado de captar y adiestrar jóvenes para enviarlos a combatir con el Estado Islámico en Siria e Irak.

Cadena de errores. Por este motivo, su petición de asilo en Alemania fue rechazada, y en marzo las autoridades de Berlín abrieron una investigación en su contra ante las sospechas de que pretendía cometer un robo para comprar armas automáticas y, presuntamente, perpetrar después un atentado. Sin embargo, dejó de ser investigado en septiembre al no hallarse pruebas que sustentaran las acusaciones.

Asimismo, las autoridades tampoco lograron expulsarlo del país, alegando que no había recibido de Túnez los documentos necesarios para repatriarlo. Dichos documentos llegaron precisamente ayer, coincidiendo con la declaración de Amri como “principal sospechoso”, aunque , como precisó el ministro del Interior, Thomas de Maizière, durante una reunión extraordinaria en el Parlamento, “no es obligatoriamente el autor” del peor ataque terrorista de corte yihadista en Alemania.

Mientras el principal sospechoso sigue sin aparecer, la decisión de dejar de vigilar al tunecino, pese a sus conexiones con yihadistas, podría crear serios problemas al gobierno de la cristianodemócrata Angela Merkel.

Imprimir