A un día de la explosión, Virginia y Lorena aún buscan a sus madres | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

A un día de la explosión, Virginia y Lorena aún buscan a sus madres

A un día de la explosión, Virginia y Lorena aún buscan a sus madres | La Crónica de Hoy

Virginia Graciela Miranda Viques, con los ojos rojos de tanto llorar, a 24 horas de la explosión sigue buscando con su familia a su mamá, Gloria, locataria del mercado, de 72 años de edad.

Relata que después de la explosión todo era confusión. Todos corrieron a la salida: Maricela, Verónica, Belén y Virginia con su nieto; cuatro de sus hermanas iban con su mamá. “Muchos la vieron salir del tianguis, dijeron compañeros locatarios; pero ya no la volvieron a encontrar y temen que la estrepitosa salida de la gente la haya arrollado.

Virginia Graciela refiere que su madre ha dedicado “toda su vida, desde antes de que se edificará el tianguis, hace 16 años, a vender juguetes pirotécnicos”, siempre acompañada por sus hijas y nietos, en dos locales de su propiedad.

Autoridades estatales informaron que hasta ayer por la tarde 18 personas que fueron ingresadas a los hospitales no han sido identificadas. Debido a que algunos heridos están inconscientes no se ha podido conocer sus nombres.

Este miércoles en el templo de Nuestra Señora de Loreto, de Tultepec, en una misa a la que asistieron familiares de las víctimas y habitantes del poblado, el obispo de Cuautitlán, Guillermo Ortiz Mondragón, dio lectura a un mensaje que el papa Francisco les envió a él y al pueblo de Tultepec con sus condolencias y muestras de solidaridad para los artesanos de la pirotecnia.

PEREGRINAR. En las inmediaciones del mercado de cohetes de San Pablito, que sigue acordonado para que la gente no interfiera en los peritajes, llegan personas en busca de sus parientes no localizado desde martes, luego de la explosión del centro de abasto de artificios más grande del país.

DESESPERACIÓN. Lorena no deja de maldecir y lamentarse; “ya pasamos dos veces por cada hospital, por cada Semefo, y no encuentro a Eva Báez Palacios, mi madre, y a Yazmany González Báez, mi hermano. No hay información en ningún lado.

“Estoy desesperada y voy a encontrarlos, sino a ¿quién voy a enterrar?, ¿qué voy a decir….no encontré a mi mamá?, ¡No están, de dónde los saco!, ¡Qué digo!, si también tengo un hermano perdido hace 5 años y no lo encuentro tampoco.

“Hoy espero que al menos mi madre y mi hermano los encuentre y sepa que aquí quedaron. No les digo nada porque ellos no tienen la culpa. ¡Que cierren esta madre y nunca la abran!”.

Dijo que su madre de 72 años y su hermano de 28 años no regresaron a su casa luego de que, como todos los años, iban a comprar cohetes al mercado de Tultepec.

Imprimir