Países salpicados por Odebrecht reaccionan ante escándalo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Países salpicados por Odebrecht reaccionan ante escándalo

La Fiscalía Anticorrupción colombiana inspeccionó varias entidades públicas con el objetivo de recabar pruebas acerca del escándalo de sobornos en la constructora brasileña Odebrecht, conocido el miércoles.
El gobierno de Colombia solicitó ayer al Departamento de Justicia de Estados Unidos toda la información que involucre a funcionarios y contratos del país con los sobornos pagados por la firma Odebrecht, al tiempo que pidió a la Fiscalía que investigue los hechos.
Según los documentos publicados ayer por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica, entre ellos Colombia y México.
Asimismo, puso en funcionamiento los mecanismos de cooperación judicial con Estados Unidos “para obtener información valiosa que permita esclarecer los hechos revelados”.
Ayuda a EU. También la fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, dijo que pedirá apoyo a Estados Unidos para investigar el supuesto pago de millonarios sobornos de Odebrecht a varios funcionarios en el país.
Según el informe de EU, entre los años 2013 y 2015, que coinciden mayormente con el gobierno del presidente Otto Pérez Molina, la constructora dio unos 18 millones de dólares a funcionarios guatemaltecos para obtener contratos de obras públicas con los que obtuvo 34 millones de dólares en beneficios.
El ministro de Comunicaciones de Guatemala, Aldo García, dijo el pasado 12 de diciembre que el nuevo gobierno, que tomó posesión en enero, se percató de irregularidades en la construcción de una carretera hasta la frontera con México, por lo que está iniciando el proceso para liquidar el contrato con Obedrecht por incumplimiento.
Supuestamente la obra debería haber terminado el 30 de junio y cuando se procedió a hacer la revisión el Gobierno se percató que el avance financiero –de un 70%– no correspondía con “el avance físico” –de un 33%–, razón que propició la decisión de detener la obra y empezar la liquidación del contrato.
Por su parte, la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, investigará los supuestos sobornos que habría pagado la constructora brasileña Odebrecht a funcionarios del Gobierno chavista.
Según los documentos del Tribunal del Distrito Occidental de Nueva York, la compañía carioca pagó unos 98 millones de dólares en Venezuela, entre 2006 y 2015, a “funcionarios e intermediarios del Gobierno” para “obtener y retener contratos de obras públicas”.
El diputado Freddy Guevara exigió a Odebrecht revelar los nombres de los funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro que hayan recibido los supuestos sobornos para favorecer contrataciones.
Por el contrario, el gobierno de México, pese a estar implicado en la red de sobornos de Odebrecht, guarda de momento silencio.

Imprimir