Mala calidad y falta de normas aumentan el peligro | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Mala calidad y falta de normas aumentan el peligro

Mala calidad y falta de normas aumentan el peligro | La Crónica de Hoy

Mala calidad e impureza de las sustancias químicas utilizadas en el proceso de fabricación, falta de lineamientos para vigilar y sancionar a productores, nulo tratamiento de residuos y descontrol en precios son factores potenciales de riesgo en la industria pirotécnica nacional.

“En México no tenemos una norma que regule esta actividad, la Sedena multa de acuerdo a criterios dispares de sus inspectores”, dice Carlos Sedano, ex director del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia.

De ahí tragedias como la reciente en Tultepec…

Una más con saldo siniestro: la destrucción total del tianguis de Tultepec en 2006, derivó en una reforma a la Constitución un año más tarde, la cual facultó al Congreso para legislar en el tema. Han pasado más de nueve años y ambas Cámaras se han mantenido indiferentes al problema.

Un par de proyectos aislados por discutir una Ley Federal de Pirotecnia fueron desechados a finales de 2007 y en 2012.

PELIGRO. “El mercado de la pirotecnia está marcado por los precios más bajos y no por la mejor calidad, lo que aumenta los riesgos por uso de sustancias de menor calidad”, concluye una investigación de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) realizada en 2013.

Añade: “En la actualidad existe producción pirotécnica en 28 estados de la República en donde cada zona tiene sus propias técnicas y formulas. Es considerada de alto riesgo laboral y asunto de seguridad nacional por el manejo de explosivos”.

“Las probabilidades de explosión se centran en tres factores: electrostática, fricción e impacto… Los artesanos pirotécnicos han optado por disminuir la calidad de las materia primas para disminuir  costos de producción, con lo que aumenta el peligro”.

DESDÉN. El 20 de julio de 2007 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación un decreto de reforma a la fracción X del artículo 73 de la Carta Magna, con el cual se abrió el abanico de acción para los legisladores en el ámbito de la pirotecnia.

El precepto quedó así: “El Congreso tiene facultad… para legislar en toda la República sobre sustancias químicas, explosivos, pirotecnia…”.

“Necesitamos una nueva normatividad para comercializar y transportar de manera segura todos estos productos. En diversas entidades de nuestro país han existido accidentes con lamentables consecuencias para expendedores, trasportadores e incluso consumidores”, señala el ex diputado federal Santiago López Becerra, quien en 2007 presentó una propuesta de ley desdeñada.

Otro ex legislador, Emilio Serrano, planteó en marzo de 2012 una ley especial en torno a la industria pirotécnica para regular fabricación, producción, almacenamiento, transportación, comercialización, capacitación, protección civil, exportación, importación, sanciones administrativas y penales.

Su proyecto sugería facultar a la Secretaría de Gobernación, con apoyo de la Dirección General de Protección Civil, para expedir las Normas Oficiales Mexicanas en materia de protección civil para zonas de fabricación y comercialización de artificios de fuego. Y crear el Instituto Nacional de la Pirotecnia, con personalidad jurídica propia.

La idea era “coordinar permanentemente la capacitación y tecnologías en materia de pirotecnia en las entidades federativas”.

También fue ignorada.

 

 

Ley rebasada

 

Hoy la actividad pirotécnica sigue enmarcada en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y en el ámbito exclusivo de la Sedena.

“Esta ley ya ha sido rebasada, se requiere una especializada con su reglamento, porque hoy no hay igualdad en los criterios de inspección y castigo”, refiere Emilio Serrano.

Una ley –enfatiza– debe considerar aspectos como la calidad de los elementos químicos usados por los artesanos, “porque los distribuidores no entregan el producto puro, y esto afecta”.

Y además medidas contra la venta ilegal e indiscriminada, como en las tienditas de esquina. Y control de precios tanto de productos químicos como de pirotecnia, “porque hoy cada quien pone el precio que quiere y no hay ningún referente de calidad. Nadie garantiza hoy que estos juguetes pirotécnicos funcionen sin contingencias”…

 

 

Sustancias químicas usadas en la industria pirotécnica

Oxidantes: cloratos, nitratos y sulfatos.

Combustibles: aluminio, magnesio,

titanio, fósforo y antimonio.

Tóxico: arsénico, minio, calomel.

Cancerígenos: bicromatos, hexaclorobenceno, hexacloroetano, hexacloruro de benceno

Imprimir