EU y México comerciaron 1,400 millones de dólares al día en 2016 | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

EU y México comerciaron 1,400 millones de dólares al día en 2016

Foto: Archivo

Estados Unidos y México tuvieron un intercambio comercial de más de mil 400 millones de dólares al día en el 2016, en vísperas de cumplirse el 23 aniversario del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

México exportó al mercado estadunidense 245 mil 262 millones de dólares entre enero y octubre pasados, según las últimas estadísticas disponibles, en tanto que Estados Unidos vendió al mercado mexicano un total de 192 mil 256 millones de dólares.

La balanza comercial entre los dos socios del TLCAN de 437 mil 518 millones de dólares arrojó una cifra superavitaria para México de 53 mil millones de dólares, la cuarta más grande del mundo después de China, Japón y Alemania, de acuerdo con el Departamento de Comercio (DOC).

México se mantendrá así como el tercer socio comercial de Estados Unidos, después de Canadá y China, así como su segundo mercado de exportaciones.

Canadá fue el único país en lo individual que adquirió mayores productos que México, con un total de 223 mil 928 millones de dólares, seguido por México con 192 mil 256 millones.

Las exportaciones de Estados Unidos a México fueron de hecho superiores en monto al total de ventas estadunidenses a la zona euro, que fueron de 167 mil millones de dólares en los primeros 10 meses del año.

Alemania, el principal socio comercial estadunidense en Europa, tuvo un intercambio comercial de 136 mil millones de dólares entre enero y octubre, con un superávit para Alemania de 53 mil 895 millones de dólares.

Entre los países de América Latina, el comercio bilateral entre Estados Unidos y su principal socio comercial sudamericano, Brasil, fue de 46 mil 217 millones de dólares, con un superávit de más de tres mil millones de dólares favorable a Washington.

Un reciente estudio sobre el TLCAN del Woodrow Wilson Center, realizado en momentos que el presidente electo estadunidense Donald Trump han insistido en que buscará renegociarlo, sostiene que 4.9 millones de empleos estadunidenses dependen del comercio con México.

“Es la disponibilidad de insumos a un costo eficiente lo que permite a las empresas estadunidenses mantenerse competitivas para alejar a los competidores de fuera de la región y hacer crecer las exportaciones a pesar de la feroz competencia global”, reveló el estudio.

De acuerdo con el análisis, eso permite que no sólo las exportaciones estadunidenses al mercado mexicano sino las importaciones desde México ayuden a mantener empleos en Estados Unidos.

Un estudio separado del Instituto Peterson de Economía Internacional sostiene que Estados Unidos podría caer en una recesión si Trump cumple sus promesas de abandonar acuerdos como el TLCAN o imponer aranceles punitivos a importaciones de China y México.

Como candidato presidencial, el ahora presidente electo ofreció retirarse de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y abrogar otros acuerdos. Ya anunció la salida estadunidense del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

“Si son implementadas, estas propuestas provocarían represalias de los socios comerciales de Estados Unidos, desencadenando una guerra comercial que enviaría a los Estados Unidos a una recesión y costaría el empleo a millones de estadunidenses”, advirtió el PIIE.

Durante su campaña, Trump insistió en diversos foros sobre su interés por renegociar el acuerdo o abandonarlo en caso de una negociación insatisfactoria. México expresó su anuencia a modernizar el acuerdo vigente desde 1994 y Canadá asumió una posición similar.

El Artículo 2205 del TLCAN permite a cualquiera de los tres socios abandonar el acuerdo previa notificación por escrito con seis meses de anticipación. Si uno de los socios se retira, el pacto comercial continúa vigente para los otros dos socios comerciales.

Pero más allá del aspecto legal y arancelario, el presidente Barack Obama dijo en noviembre pasado a Trump que no es tan simple salirse del TLCAN.

“Una vez que gobiernas, va a ser cada vez más aparente que sólo para eliminar acuerdos comerciales con México, por ejemplo, hay que tomar en cuenta que hay una cadena global de suministro”, dijo Obama.

El presidente abundó que la próxima administración debe entender que las autopartes que permiten a fabricantes de automóviles de Estados Unidos que estaban a punto de cerrar emplear a más personas en doble turno, se debe a que pueden traer más de ellas desde México.

Como presidente, Trump enfrenta el reto de lidiar con los republicanos del Congreso, que históricamente han sido partidarios del libre comercio y de la apertura de mercados, y que no han mostrado un apetito por lanzarse a una guerra comercial.

“No (queremos) aranceles, ni guerras comerciales. Pensamos que hay mejores maneras de hacer más competitivos a los productos y a los trabajadores estadunidenses, como arreglar el código tributario”, dijo a CNN el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan.

havh

Imprimir