Lleva su sensualidad épica a la televisión | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Lleva su sensualidad épica a la televisión

Guillermo del Toro estrenó en Netflix la serie animada Trollhunters, plagado de sus elementos fetiche: monstruos y mundos secretos

Lleva su sensualidad épica a la televisión | La Crónica de Hoy

El director mexicano Guillermo del Toro ha probado su valía como apasionado de los monstruos y sus mundos secretos. En la destreza de transformar a personajes de lo cotidiano en héroes de historias épicas; eso sí, poco preparados para enfrentar su glorioso destino, pero siempre capaces.

Ron Perlman, actor fetiche del realizador, resume estas cualidades: “Es un cineasta muy sensual y totalmente épico. Su cinematografía es un festín para los sentidos”, asegura. En la primera colaboración de Del Toro con Netflix: la serie animada Trollhunters, el creativo echa mano de toda su experiencia y crea una trama atrayente para las nuevas generaciones.

La animación no es un universo ajeno a la mente detrás de El laberinto del fauno, lleva más de dos décadas como creador, productor y maestro en las técnicas artesanales o aquellas disponibles hoy, gracias a la tecnología. En este mundo, no siempre reservado a los niños, Guillermo del Toro ha encontrado libertad.

“Es más fácil saltar a la piel de un personaje animado. El actor (de acción real) necesita probarle a las audiencias quién es, un personaje animado sencillamente es. El público está más dispuesto a entregarse a sus travesías”, explica el jalisciense, quien ha trabajado en cintas animadas como Kung Fu Panda 3, en entrevista concedida por Netflix.

Al lado de Rodrigo Blaas ​(Alma), conocido por su trabajo en cintas como Los Increíbles o WALL-E, Del Toro trabajó tres años en Trollhunters, antes de decidir transformarla en una serie de tintes épicos, al presentar en pantalla a 70 personajes y más de 120 locaciones. Donde el adolescente Jim Lake Jr. descubre una civilización de troles debajo de su pueblo.

El tenaz joven se topará con un amuleto místico camino a la escuela, el cual lo afrontará a una responsabilidad para la cual no está preparado: el primer humano en convertirse en convertirse en Cazatroles, dedicado a proteger a los troles buenos de los temibles enemigos con sed de venganza.

“Cuando era niño, siempre amé la idea de trolls viviendo debajo de puentes y esos existen en cualquier ciudad. Quería una serie con mucha mitología detrás de ella, pero enfocada en niños normales, ya sabes, los que tienen frenos, clase de gimnasia, de teatro y todo ello”, finaliza Del Toro.

Imprimir