Mañana, los inocentes - Rafael Cardona | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017
Mañana, los inocentes | La Crónica de Hoy

Mañana, los inocentes

Rafael Cardona

Mañana los Santos Inocentes serán recordados. Como todos sabemos la matanza de los niños menores de dos años fue una estúpida y criminal previsión de Herodes para evitar la vida del Cristo. No lo logró.

Pero lo menos sabido es cómo la inocencia pasó a ser una especie de sinónimo con  el engaño, con la bobera, con la credulidad y cómo quienes pagaron con  su vida son ahora ocasión para expresar la facilidad del engaño y la fugacidad de las promesas.

Hoy, cuando en este país la condición de víctima se ha coinvertido en un pasaporte a la subvención  (tenemos hasta una Comisión Ejecutiva para su  atención y la de quienes se dicen serlo para vivir del dinero público), la fecha bien se podría usar para una somera revisión de nuestras tradiciones en materia de inocencia.

Inocente es la mujer cuya dignidad se expresa en la frase: es la última vez que me pegas; es la última vez que me echas de la casa: inocente el beodo consuetudinario cuya promesa se repite cada aurora (“… auroras que son puñaladas…”, dice una canción) en el inquebrantable propósito de no beber… al día siguiente.

Inocente quien dice mañana te pago; más inocente quien se cree en la dimensión mínima del pecado cuando sólo se le ofrece “la puntita”. Más ayuno de culpa quien cree en el político y sus promesas de cada elección, limpio de responsabilidad el indio pero no quien le dio auxilio y compadrazgo, inmaculado quien votó por Cuauhtémoc Blanco en Cuernavaca o por El Bronco en Nuevo León a quien sólo le puede ayudar el campeonato de los Tigres, cuyo primer lugar llenó de furia a Agustín Basave. Nadie sabe tampoco cuándo se inició la costumbre de publicar noticias falsas en los diarios, para llevar el absurdo hasta los momentos de la hilaridad con cosas imposibles, pero aparentemente tan reales como para merecer (diría Borges) “el arduo honor de la tipografía”.

Pero esta costumbre no es solo mexicana. En muchos países se juega con las falsas noticias para hacer una especie de eutrapelia con la realidad y provocar una sonrisa entre irónica y festiva.

Por ejemplo, una noticia del 28 de diciembre del año pasado hubiera sido sencilla: Donald Trump gana las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Nadie se lo habría creído. Y ya ven.

Éstas podrían ser algunas muestras de ingenio. No son mías, lo aclaro. Son de un lector llamado Pedro Baroja.

El agresor de Ana Gabriela Guevara se suicidó en su celda; El Chapo Guzmán se niega a reconocer al hijo que tuvo con una estrella de cine y TV, dice que prefiere otros 20 años de cárcel; el gobierno de la Ciudad de México condona todas las “foto-multas” y exime a los autos nuevos de verificación vehicular; Televisa contrata a Carmen Aristegui para reanudar el programa dominical “En Familia”; Paquita la del Barrio gana el concurso Miss Universo 2018 promovido por la empresa de Donald Trump; el dólar baja a dos pesos por unidad en el mercado libre; el Banco de México confirma la previsión de hacienda, el país crecerá al 12 por ciento este año;  Jorge Vergara compra el América y la Fundación Teletón. Este año hará el “Chivatón” y la Universidad Internacional de la Torta Ahogada; el gobierno convoca a  nuevos legisladores para hacer la Constitución  de la CDMX, baja el precio de la gasolina a tres pesos por litro;  Carlos Slim compra completito el estadio de Texas, Donald Trump nombra embajador en México a Rudolf Giuliani; Mario Vargas Llosa es nombrado director de la revista Hola!; Andrés Manuel renuncia a Morena, anuncia la creación de un nuevo partido en alianza con Margarita Zavala; Carlos Salinas de Gortari adquiere la nacionalidad búlgara, Fidel Herrera es designado embajador en Estados Unidos; Luis Miranda es nombrado administrador del Hospital Siquiátrico San Rafael; Donald Trump recluta a Manlio Fabio Beltrones.

Y algo más:

Bob Dylan confiesa el plagio de todas sus canciones: las hizo Juan Gabriel; el Senado le entrega al Divo de Juárez la Belisario póstuma.


rafael.cardona.sandoval@gmail.com
elcristalazouno@hotmail.com

Imprimir

Comentarios