EU y Japón escenifican su alianza total en Pearl Harbor | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

EU y Japón escenifican su alianza total en Pearl Harbor

Shinzo Abe se convirtió en el primer mandatario nipón en visitar la base en 75 años, pero imitó a Obama en Hiroshima y no pidió disculpas por el ataque

EU y Japón escenifican su alianza total en Pearl Harbor | La Crónica de Hoy

Estados Unidos y Japón escenificaron ayer otra jornada histórica con la visita del primer ministro nipón, Shinzo Abe, a la base de Pearl Harbor, junto al presidente estadunidense, Barack Obama.

Abe se convirtió en el primer mandatario japonés en acudir junto a un presidente de EU a la base naval que los ‘kamikaze’ arrasaron el 7 de diciembre de 1941, hace 75 años, lo que disparó la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, algo que viró el curso de una guerra en la que hasta entonces arrasaba la Alemania de Adolf Hitler.

La llegada de Abe a EU venía precedida por la visita de Obama a Hiroshima, donde finalizó la peor guerra que ha vivido la humanidad con la detonación de la bomba atómica, el 6 de agosto de 1945.

Entonces, el mandatario estadunidense, que abandonará la Casa Blanca, escenificó la reconciliación con el pueblo nipón, rindiendo tributo a las víctimas, pero sin pedir perdón. Shinzo Abe hizo lo propio, postrándose ante la lista de víctimas en el ataque a la base naval hawaiana, pero sin pedir disculpas.

“Como primer ministro japonés, ofrezco mis sinceras y eternas condolencias a las almas de aquellos que murieron aquí”, agregó Abe, en un equilibrio lingüístico para navegar entre la condolencia y la disculpa. Añadió que la visita lo dejó “sin palabras”.

ALIANZA. Sin embargo, la visita al monumento USS Arizona, que rinde tributo a los 1,177 marines fallecidos hace 75 años en el ataque al acorazado de ese nombre –y que alberga 1,102 de los cadáveres de ellos—, sirvió para dejar en claro al mundo que la alianza entre las dos naciones, otrora enfrentadas, es total.

Ante las cámaras, Obama afirmó que la alianza entre ambos países “nunca ha sido más fuerte” que ahora, en un momento en el que la expansión militar de China y el programa nuclear de Corea del Norte amenazan los intereses comunes: “En los buenos momentos y en los malos, estamos ahí el uno para el otro”, agregó Obama.

HORRORES. “Hay más que ganar en paz que en guerra. La reconciliación recompensa más que el castigo”, aseguró Obama después de que el líder nipón hiciese un llamado a nunca “repetir los horrores de la guerra”.

 

Imprimir