Para regodeo de unos y llanto de otros… Los ganadores 2016 | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Para regodeo de unos y llanto de otros… Los ganadores 2016

Ante, y quizás gracias a la pasividad internacional, el autoritarismo se ha erigido este año como el denominador común del éxito la política mundial

Para regodeo de unos y llanto de otros… Los ganadores 2016 | La Crónica de Hoy

DONALD TRUMP. Si hubiera que ponerle un rostro a 2016, este sería sin duda el de un bufón archimillonario naranja y con un gato rubio en la cabeza que se aburrió de producir televisión para lanzarse como presidente de la nación más poderosa del mundo.

Donald Trump decidió que todavía podía aspirar a ser odiado por más gente en todo el mundo, y tuvo la puntería y habilidad de servirse de la desazón y desesperanza de millones de estadunidenses blancos y obreros para alzarse con el trono más codiciado.

Son los mismos blancos obreros y desesperanzados que ya temen que la presidencia del magnate, que inicia el próximo 20 de enero, les arrebate los beneficios sociales del ‘Obamacare’ que tanto repudia el republicano. Ya lo advirtió Tony Schwartz, el escritor en la sombra del libro que lanzó a Trump a la fama, ‘El arte del negocio’, que en verano, en una entrevista en la revista ‘New Yorker’, vaticinó que, de llegar el magnate a la Casa Blanca, sus votantes descubrirían que no le importan un bledo.

No tenemos más remedio que imitar a la revista Time, que pasó de predicar en sus portadas los peligros del efecto Trump a claudicar y nombrar al “presidente de los Estados Divididos de América”, persona del año.

2.—VLADÍMIR PUTIN. Tras años de ser sólo el presidente, en el cargo o en la sombra, de Rusia, Vladímir Putin se cansó de no aparecer en las portadas de los periódicos de medio mundo. Siria ha sido su gran escenario. No inició este año, pero 2016 ha sido el año en que todo le ha salido a Putin a pedir de boca.

Con la excusa de combatir el Estado Islámico, el Kremlin logró cierto apoyo de Estados Unidos. Apoyo que desapareció cuando quedó claro que todo era una excusa para masacrar a los rebeldes en Alepo. Meses y meses de crueles y martilleantes bombardeos sobre la población civil surtieron efecto, y ante la inoperancia e impotencia de Occidente, Putin logró lo que de verdad deseaba, re imponer el poder de Bachar al Asad en Siria.

Y lo hizo sin apenas consecuencias. Al fin y al cabo, su país ya arrastraba sanciones por su anexión de Crimea, que Occidente considera ilegal. Y su población, acuciada por una fuerte crisis económica, tampoco se atreve a rebelarse contra un gobierno que no duda en apretar el gatillo contra opositores.

Es cierto que eso de bombardear hospitales y escuelas en Alepo generó cierta molesta en la ONU. Algunos diplomáticos avisaron a Moscú que sus ataques podían suponer crímenes de guerra. Putin lo solucionó sacando a Rusia de la Corte Penal Internacional. Problema solucionado.

3.—RECEP TAYYIP ERDOGAN. Esta lista de ganadores parece una relación de autócratas despiadados. Y bueno, es que realmente lo es. Sigue en este podio de despreciables vencedores el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. Ferviente y activo miembro del club de los represores, Erdogan logró sobrevivir el 15 de julio, casi sin despeinarse, a un intento de golpe de Estado que tuvo a Turquía en vilo durante una larga noche.

La mayor parte del ejército le apoyó, y el mandatario, que estaba de viaje, regresó, triunfal, en un avión militar. Incluso se dirigió a la población, sereno, en un mensaje a través de videollamada, que retransmitieron todas las cadenas de televisión turcas.

Por si sobrevivir a un golpe de Estado no fuera suficiente, Erdogan usó su victoria para reprimir en masa a la oposición, a la que acusó de orquestar el intento de asonada militar. Purgó a 34 generales, aproximadamente la mitad de todo el ejército, a más de 5,600 militares y jueces, y a miles y miles de policías. Incluso echó de sus puesto a miles de profesores universitarios, a los que acusaba de pertenecer a la organización Hizmet, de su antiguo aliado Fethullah Gülen. Erdogan se coronó rey. No le habría salido mejor si lo hubiera planeado.

4.—XI JINPING. Resulta irónico pensar que el único mandatario de esta lista que presidente un país que, en consenso mundial, es una dictadura, es seguramente el menos espeluznante de los cuatro.

Su lucha contra la corrupción en el Partido Comunista Chino ha sido exitosa. Por un lado, ha logrado purgar a altos cargos que, en efecto, no predicaban con el ejemplo que, se supone, quiere ofrecer el comunismo chino. Quizás sea porque de comunista sólo conserva la hoz y el martillo. En cualquier caso, por otro lado, según apuntan expertos, Xi ha logrado también sacarse de en medio a algunos rivales políticos, a los que podría considerar disidentes. Bravo.

Pero no ha sido por eso que el mandatario del gigante asiático aparece en esta lista. Xi ha sido en estos últimos meses increíblemente hábil, postulándose como nuevo adalid mundial del libre comercio ante el ascenso del proteccionismo radical que propugna el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

Así, Xi no sólo logrará sacar tajada de la parte del pastel que, se prevé, deje libre EU, sino que prevé además impulsar nuevos acuerdos comerciales en toda Asia que reforzarían enormemente su poder regional, un poder que ya está incrementando atrayendo a aliados de Washington como Filipinas, y, por qué no decirlo, instalando misiles en islitas y atolones del Pacífico que, tímidamente, otros países se atrevieron a reclamar bajo su soberanía.

Imprimir