Logra el IMSS que diabéticos controlen su enfermedad | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Logra el IMSS que diabéticos controlen su enfermedad

Batalla. Para el instituto, su tarea contra este mal inició en 2009, y a la fecha las cifras son alentadoras: 750 mil pacientes han sido atendidos en el programa DiabetIMSS, de los cuales el 50% estabilizó sus niveles de glucosa, presión arterial y peso, señala el doctor Manuel Cervantes

Logra el IMSS que diabéticos controlen su enfermedad | La Crónica de Hoy

Para el Seguro Social, el control de la diabetes a pacientes en esta condición es una tarea iniciada de manera muy puntual en el 2009, a la fecha las cifras son alentadoras: 750 mil pacientes han sido atendidos en el programa de control diabético DiabetIMSS y de los cuales, el 50 por ciento, ha logrado el control metabólico de sus niveles adecuados de glucosa, presión arterial y peso.

El doctor Manuel Cervantes Ocampo, coordinador nacional de Atención Integral a la Salud en el Primer Nivel, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), entrevistado por Crónica, cuenta que todos estos pacientes bajo control metabólico reducen en un 44 por ciento las probabilidades de registrar complicaciones como desarrollar daño renal, en retina o daño en la circulación periférica, es decir, los pacientes diabéticos tienen problemas en su retorno venoso, lo cual puede provocar que golpes, por ejemplo en los pies, hagan úlceras y terminar amputados.

El otro 50 por ciento recibe atención en sus clínicas de lunes a viernes, aunque a través de DiabetIMSS se cuenta ya con 136 módulos en diversas clínicas de todo el país  “que atienden a más de 200 mil usuarios, es decir, ahí están concentrados el 66 por ciento de los pacientes diabéticos derechohabientes del país”.

LA CARRERA CONTRA LA DIABETES. La urgencia en atender a estos pacientes, enfatiza, es porque tan sólo en el IMSS, diario se detectan 375 nuevos casos de diabéticos y las estimaciones indican que si no se cuidan, 22 mil pacientes morirán cada año “para darnos una idea de la magnitud del problema, hablamos de un promedio diario de 60 defunciones por esta causa… y más del 50 por ciento de los dictámenes de invalidez laboral son por diabetes y sus complicaciones”.

Esto ha ocasionado que en el IMSS la diabetes sea la segunda causa de defunción y también la segunda causa de consultas en medicina familiar en el primer nivel.

De ahí, que a nivel federal se hayan implementado estrategias como DiabetIMSS, la alerta sanitaria por obesidad y sobrepeso y por diabetes emitida por la Secretaría de Salud (SSa), aunado al hecho, adelanta, de que en el primer bimestre del próximo año el director del Seguro Social, Mikel Arriola Peñalosa, “dará una buena noticia en materia de salud, motivo por el cual se va a potencializar aún más la prevención  en sobrepeso y obesidad.

Cervantes Ocampo recuerda que tener obesidad o sobrepeso, más el factor genético –antecedentes de diabetes en la familia-, hacen altamente probable desarrollar este padecimiento, que en el 86 por ciento de los casos se da después de la cuarta década de vida, por eso la estrategia es la detección temprana y pasar de lo curativo a lo preventivo.

LABOR DE EQUIPO. El equipo especializado está conformado por un médico especialista en medicina familiar, una nutricionista dietista, trabajadoras sociales, estomatólogos, psicólogos y una enfermera, quienes  brindan atención personalizada a un grupo de 20 a 25 diabéticos y sus familiares, y a lo largo de un año aprenden todo lo relacionado con la diabetes y sus cuidados, específicamente  la manera de comer y hacer actividad física personalizada, cuidar el sobrepeso u obesidad y eliminar el hábito del tabaco.

LA SEXUALIDAD. El galeno señala que en el paciente diabético, una de las complicaciones son los problemas circulatorios y debido a que los órganos sexuales son muy bascularizados “alguien con complicaciones de insuficiencia circulatoria tendrá  disminución de la líbido y lo que se tiene que hacer es controlar a este paciente y una vez que lo logre esto se va a revertir, estos son temas difíciles para los pacientes, pero ahí están, y entonces, hay que enseñarlos a vivir con su enfermedad y cómo resolver este tipo de aspectos”.

DIABETIMSS EN FINES DE SEMANA. El doctor Manuel Cervantes Ocampo destacó además que el IMSS ha comenzado a brindar consultas los fines de semana en 270 Unidades de Medicina Familiar de todo el país, con 1,200 consultorios abiertos para aquellos quienes por cuestiones de trabajo se les dificulta acudir a revisión entre semana, lo puedan hacer los fines de semana.

El consejo a los pacientes que aún no se han checado es “quiéranse a sí mismos: si se quieren se van a cuidar. Es importante no esperar a estar enfermos, hay que hacerse chequeos anuales. En DiabetIMSS, no queremos campeones mundiales de caminata, queremos gente en peso ideal, ese es el primer paso de la prevención”.

 

¿Cómo funciona el programa DiabetIMSS?

Cualquier derechohabiente puede acudir a su clínica a hacerse una prueba, si sale sospechoso se solicitarán un examen de laboratorio de glucosa, para ratificar o descartar el diagnóstico y en caso de ser positivo pasa con el médico familiar, quien orientará y canalizará a los módulos de DiabetIMSS en donde el paciente, durante una sesión de dos horas y media cada mes, durante todo un año, recibe atención especializada: conocimiento de la enfermedad, manejo de la glucosa, presión arterial, alimentación, incluso a conocer el etiquetado de ciertos alimentos, bajar de peso, es decir, va a entrar a conocer un nuevo estilo de vida en dos vertientes:

Alimentación correcta y activación física,  estrategia enfocada no sólo a los pacientes, sino a sus cuidadores: esposos, hijos, padres, novia, novio, quienes están más cercanas a nuestros pacientes, quienes son los que requieren todo el apoyo, porque de nada o muy poco sirve trabajar con el paciente, sino involucro a la familia.

“Hemos notado que cada vez más personas cuidan su salud, ya que hace tres años se hacían 3.5 millones de pruebas para detectar diabetes y hoy son casi seis millones”, comenta el doctor Cervantes Ocampo.

Imprimir