Una carcajada al día fortalece la salud | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Una carcajada al día fortalece la salud

Dentro de las experiencias que cada quien vive día a día, la actitud ante ellas es decisiva para enfrentarlas

Hay que aprovechar nuestra capacidad de reír

El sentido del humor es un factor resiliente es decir, la persona que lo desarrolla, se protege mejor contra las adversidades y el estrés de la vida diaria, que nos presenta constantemente situaciones en las que tenemos que tomar las cosas un poco más a la ligera e incluso en muchas ocasiones reírnos de lo que nos está sucediendo, con lo que logramos cargarnos positivamente y disminuir el daño negativo que provocan y aumentar la autoestima.

Lo cierto es que dentro de las experiencias que cada quien vive día a día, la actitud ante ellas es decisiva para enfrentarla y aunque cada quien reacciona diferente, el sentido del humor ayuda mucho a la salud física y mental, ya que ante las experiencias “negativas” solemos caer en la depresión, victimización, estado de estrés y tristeza y desesperanza que afectan la salud integral.

Para desarrollar y conservar el sentido del humor, hay que tomar en cuenta que:

  • El buen humor ayuda a estimular el sistema inmunológico ya que aumenta la actividad de las células protectoras, lo que ayuda al cuerpo a combatir infecciones y enfermedades.
  • Estar de buen humor y tener pensamientos positivos, reducen la presión arterial y los niveles de cortisol, por lo que hay menos estrés, disminuye el dolor físico y se estabilizan los niveles de azúcar en la sangre.
  • La risa es muy saludable, porque desencadena en nuestro organismo la liberación de endorfinas y una serie de factores químicos que mejoran el estado de ánimo y elevan los químicos del cerebro que producen bienestar, lo que ayuda a la liberación del estrés y, con ello a lograr un estado de mayor relajación a nivel físico y mental.
  • Una gran carcajada está demostrado que ayuda a eliminar calorías.
  • Está comprobado que el buen humor y la risa funcionan mejor que cualquier medicamento para curar las enfermedades o al menos disminuir sus efectos, por ello clínicas de risoterapia visitan hospitales para ayudar a los pacientes en el proceso de sanación, sobre todo de enfermedades graves y difíciles de enfrentar como es el cáncer.
  • Por otro lado, la alegría y tranquilidad que da el sentido del humor se reflejan en el rostro, una cara “dura” aleja a las personas, provoca más arrugas y una expresión poco amigable y no permite un acercamiento de los demás y una sana relación social.
  • Aprender a reírnos de nosotros mismos es un factor clave para nuestro crecimiento y desarrollo. Ya que al reírnos de nuestros errores, defectos o fracasos, así como de lo que los demás nos puedan hacer para lastimarnos emocionalmente, logramos una liberación emocional que nos permite ubicar cada hecho en un mejor lugar y así poder enfrentar y solucionar los problemas más fácilmente, además de permitirnos aprender para no repetir errores en la vida.
  • El sentido del humor ayuda a ser flexibles, menos serios, más agradables y alegres y ayuda a establecer lo que es más importante, al ver las situaciones con una mayor perspectiva y así comprender que la vida hay que gozarla al máximo y que hay que aprovechar el tiempo de la mejor manera posible, así como comprender que un mal rato no dura toda la vida y que se puede ser más feliz si se logra comprender, tolerar, perdonar e identificar lo que nos puede hacer crecer como personas y ser más felices y fuertes ante las adversidades de la vida.

Así que hay que aprovechar nuestra capacidad de reír, bromear (sin lastimar o faltar el respeto o lesionar los derechos humanos de los demás), tomar las cosas más a la ligera y de divertirnos, por qué no, de nuestros propios errores, limitaciones o defectos y aprender de ellos para ser más felices en esta vida, que sólo es una y hay que aprovecharla y disfrutarla al máximo.

Imprimir