Un campeonato para la historia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Un campeonato para la historia

¡Hola! Mi amigo y distinguido lector, ¡qué gusto saludarte!  Espero que tengas un día extraordinario y maravilloso.  El día de hoy te quiero compartir comentarios deportivos que hacen reflexionar, a propósito de esta época navideña, ¡la más maravillosa del año!

Aunque no suelo desarrollar editoriales en torno al futbol, quiero aprovechar para compartirte amable lector, algunos detalles de relevancia en el Campeonato que logró nuestro querido equipo, Tigres.

Dicen que uno, como editorialista, no debe de tomar partido y ser imparcial, pero te quiero comentar que toda mi vida le he ido a Tigres, incluso cuando todavía no eran Tigres, y se llamaban Jabatos de la U de Nuevo León, allá por los años 60's.  

Uy, estoy hablando de la prehistoria... cuando todavía andaban los dinosaurios pululando por la tierra, antes de la última glaciación...  jejeje, no creas mucho lo que te acabo de escribir, son sólo bromas.

Lo que sí, es que fue hace más de lo que piensas.  En 1957 nacen los Jabatos de la U de NL, y el 7 de marzo de 1960, nacieron los Tigres, para dejarse de llamar Jabatos.  Ese año yo tenía 5 años, y a esa... mi corta edad, ya le iba a los Jabatos, y cuando nacieron los Tigres, me hice Tigre.

Pero, hablemos del juego de la final.  Quiero destacar que a pesar de las expulsiones, y de la bronca que se suscitó, Tigres siguió luchando hasta que logró el gol del empate, y que bien podríamos decir..., del campeonato, porque anímicamente, el América se derrumbó, demostrándolo, al fallar los 3 penaltyes.  Tigres nunca dejó de luchar.

Siempre estuvo batallando.  Intentos a gol, tuvieron muchos.  ¿Postes?  ¡Montones!  Por eso se dio el resultado, porque estuvieron como la gota de agua, constante, hasta que rompió la piedra, gracias a su tenacidad y su constancia.  Todo un ejemplo a seguir.

Hay un concepto que se maneja en todo el ámbito deportivo, y que es el concepto del uno.  Porque con un gol de diferencia, solo uno, se puede ganar un partido.  Con un punto de diferencia en el basketbol, se puede ganar un partido.  Con una carrera de diferencia, se puede ganar un juego en el béisbol.  Con un punto de diferencia, se puede ganar un juego de futbol americano.  Vamos a profundizar un poco más en este concepto.  Faltando un segundo, se puede realizar una jugada en el futbol americano, y se pueden anotar 6 puntos, con solo un segundo...  Igualmente, faltando un segundo, se puede anotar una canasta de 3 puntos, en el basketbol, y si se iba perdiendo por dos puntos, con esa canasta lograda faltando un segundo, se puede ganar un partido.  ¿A qué viene todo esto?  A que en el juego de la final, no se necesitó un gol, para el campeonato del futbol mexicano, sino tres.  Sí, curiosamente, se necesitaron 3 para quedar campeones.  Porque como el América falló los 3 penaltyes, los Tigres requirieron concretar los 3 penaltyes, para el campeonato.  Curioso que no se haya necesitado un solo gol, ¿no? 

En fin, son solo conjeturas que surgen, después de este partido tan sufrido, y que al final se convirtió en una... ¡apoteosis futbolera!

También quiero hacer dos reconocimientos muy meritorios, primero, a todos los jugadores, porque dieron todo en la cancha, hasta lograr el objetivo.

Pero una mención especial es para Nahuel, porque paró 4 penaltyes en los dos juegos de la final.  No cuento con estadísticas de toda la historia del futbol a nivel mundial, pero creo que, difícilmente, otro portero ha logrado una hazaña como la lograda por el portero de Tigres, al parar 4 penaltyes, durante los dos juegos de la final.  Mis respetos para este maravilloso portero.    

Te deseo que pases esta época navideña, festejando el triunfo de los Tigres, sí, (en caso de que seas fan de ellos), pero llena de luz, de paz, de armonía, de alegría, de amor, y de generosidad, pero que todos estos maravillosos sentimientos, consérvalos, para seguir viviéndolos durante todo el año nuevo 2017 que se avecina, que se acerca galopando, y a pasos agigantados.

Esperando que el próximo año se te multipliquen las bendiciones para ti y tu maravillosa familia.  ¡Feliz y un muy bendecido año nuevo 2017!

Cierro como siempre, y a seguir pataleando…, ¡porque no hay de otra!

Si quieres hacerme un comentario en referencia a este artículo, puedes hacerlo mandándome tu escrito a mi correo: mottivare@gmail.com, o si gustas, puedes visitar mi sitio de internet: www.mottivare.com, en donde vienes descritos todos los cursos que hemos desarrollado en más de 25 empresas, y en el formato de contacto, puedes hacerme los comentarios que desees.  

Además, me gustaría que me digas qué te parece la imagen principal del sitio, ¡porque está espectacular!  Espero tu apreciación y tus comentarios.

 

 

Imprimir