Graco Ramírez: ostentosa megalomanía - David Gutiérrez Fuentes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017
Graco Ramírez: ostentosa megalomanía | La Crónica de Hoy

Graco Ramírez: ostentosa megalomanía

David Gutiérrez Fuentes

Hace dieciocho meses preparé unas líneas sobre la megalomanía política que es posible sostener gracias a que la naturaleza nos pone en la mira, a cambio de una lana porque nada es gratis en este país bananero, a personajes como Graco Ramírez. Escribí entonces:

“La definición de megalomanía de Espasa Calpe 2001 es la siguiente con todo y ejemplo: ‘Delirio de grandeza: muchos niños prodigio sufren megalomanía porque no asumen debidamente el éxito’. La misma fuente nos explica el significado de megalómano: ‘adj. Que padece megalomanía: el megalómano cantante se negó a recibir a la prensa’. Ambas consultas pueden realizarse en el muy útil conjunto de diccionarios que pone a disposición de los usuarios el diario español El mundo en internet.

“Si partimos de las mismas explicaciones, en el contexto de la política mexicana, podemos proponer acercamientos más afines con nuestra realidad. Van las reinterpretaciones. ‘Megalomanía: delirio de grandeza: muchos políticos sufren porque no asumen debidamente el fracaso. Megalómano: que padece de megalomanía: el megalómano político se quedó ansioso por recibir a la prensa’”.

El refrito viene a cuento porque de la noche a la mañana, en varios estados de la República y desde luego en esta paralizada ciudad gobernada por Mancera, nos amanecimos con una serie de anuncios espectaculares de una publicación llamada C&E Campaigns&Elections que muestran al gobernador del estado de Morelos sobre un fondo gris, menos oscuro que su negro mandato, del que sobresale su retrato en buena parte de la superficie promocional y una leyenda en la que se lee: “Graco Ramírez. Transforma Morelos”.

En otro espacio del anuncio se observa a la revista de marras correspondiente a octubre con el mismo retrato en portada que parece gritar desesperado: ¡Véanme bien, soy yo, Graco! Sobresalen en menor escala dos líneas tipográficas. La primera es roja y dice: “De venta en Sanborns” para que los ansiosos lectores corran a comprarla y mirar de cerca de este buen hombre que no claudica en su millonaria cruzada publicitaria que lo hace soñar como nuestro verdugo en el 2018. La segunda es negra y contiene la dirección electrónica C&E.

En la sección de ¿Quiénes somos? Los responsables de esta vergonzosa publicación presumen: “Somos la revista más importante en el mundo de la comunicación política. Desde hace 20 años iniciamos operaciones en Estados Unidos gracias a la visión del consultor Stanley Foster. Posteriormente abrimos una edición impresa en Canadá, y desde el año 2010 en México.”

Aunque el INE ordenó el retiró de estos burdos actos anticipados de campaña que comprenden espectaculares, anuncios en camiones, videos, promoción en redes y la lamentabilísima entrevista que le hizo Óscar García al gobernador Graco Ramírez con preguntas que van de la ira a la pena ajena, este burdo material se sigue viendo aunque provoque un efecto opuesto al deseado por la “revista más importante en el mundo de la comunicación política”: que el rechazo provocado por Graco de manera casi natural se incremente al doble a costa del erario de los morelenses.

Cuando el montaje es burdo y los actores chafas, el blanco se convierte en negro y lo serio en disparate. Finalizo, sin quitarle una coma, con la entrada que le da el periodista de la publicación a la charla con este antipático gobernador. Júzguelo usted mismo o si de plano es masoquista léala completa: “A casi cuatro años de haber recibido un estado de Morelos en Emergencia de Seguridad, en crisis turística y económica consecuencia de ese escenario, el Gobernador Graco Ramírez ha transformado la realidad de su estado gracias a una nueva visión de gobierno, inversión y acciones novedosas de alto impacto en seguridad, educación y desarrollo económico y turístico como tres ejes que se enlazan y que hoy proyectan un desarrollo integral casi difícil de creer.” ¿Qué tal? Yo no sé quien diablos sea Stanley Foster, pero en la megalomanía de políticos como Graco Ramírez encontró una mina de oro.

* * *

Letras al pie

Por un asunto personal me veo precisado a trabajar en un proyecto que me demanda tiempo y concentración. Le agradezco a la dirección y a los editores su confianza y me agradecimiento por permitirme reencontrame con ustedes, queridos lectores, nuevamente en mayo del 2017 si es que antes Trump no acabó con el mundo.

dgfuentes@gmail.com

Imprimir

Comentarios