Bajó 11% poder adquisitivo en cuatro años; gasolinazo lo agudizará: UNAM | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Bajó 11% poder adquisitivo en cuatro años; gasolinazo lo agudizará: UNAM

El aumento de 7 pesos aprobado para 2017 en el salario mínimo, que quedará en 80.04 pesos, no será suficiente para compensar los efectos del alza generalizada de precios que se agravará por el aumento de la gasolina, aunado a que en los últimos 4 años el poder adquisitivo de los mexicanos disminuyó en 11.11 por ciento, reveló un análisis de la UNAM que fue elaborado antes del anuncio de la alza a los precios de los combustibles.

“Ese 9.58 por ciento de aumento es totalmente insuficiente. Se esfumará en apenas unos cuantos meses de inflación el siguiente año, considerando la tendencia que se observa en los precios de productos básicos desde hace años, pero esta vez agravada por los efectos que tendrá la liberación de los precios de la gasolina”, indicó un estudio del Centro de Análisis Multidisciplinario de la máxima casa de estudios.

En enero de 2013, el salario mínimo era de 64.76 pesos y permitía comprar hasta el 37.68 por ciento de la canasta básica, cuyo costo en aquel momento era de 171.86 pesos, pero en octubre de 2016 el costo de la canasta básica se situó en 218.06 pesos, lo que provocó que los mexicanos pudieran comprar el 33.50 por ciento de la canasta básica, monto menor al observado hace 4 años, a pesar de que el salario mínimo se ubicó en 73.04 pesos en octubre de este año.

Pese a que el salario mínimo ha tenido un aumento acumulado de 12.8 por ciento de 2013 a 2016, debido al alza de 26.9 por ciento en los precios de productos básicos, los incrementos al salario mínimo son en realidad pérdidas de hasta 11.11 por ciento en el poder adquisitivo del salario mínimo, explica la UNAM.

De hecho la pérdida para los trabajadores asalariados a lo largo del tiempo se estima en 15 billones, 612 mil 859 millones de pesos, desde el año 1983 a 2013, debido a que sus ingresos van disminuyendo con respecto a lo que genera la economía nacional, es decir, el Producto Interno Bruto (PIB).

De 1970 a 1982 el promedio de participación de las remuneraciones a los asalariados con respecto al PIB fue de 37.1 por ciento, mientras que de 1983 a 2015, la participación promedio fue de 29.4 por ciento.

La UNAM detalla que el tamaño de esta pérdida es exorbitante, pues equivale a 219 veces el presupuesto en Defensa Nacional para 2015; 1238 veces el presupuesto de Comunicaciones y Transportes y 51.1 veces el presupuesto de Educación: “El tamaño del despojo es tanto como para pagar por más de un siglo (124 años) todo el presupuesto destinado a deuda pública”, asestó.

Años. Añade que si los precios de los productos no variaran y el salario mínimo se incrementara en 3.9 por ciento anual a partir de 2017, sería hasta el año 2044 cuando el salario mínimo alcance los 224.87 pesos, lo que cubriría todos los productos de la canasta básica. Bajo este escenario, los mexicanos tendrían que esperar 12 años para completar un ingreso suficiente que cubra todas sus necesidades básicas.

 

Imprimir