Crean politécnicas marcatextos ecológico con los desechos de verduras | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 26 de Enero, 2017

Crean politécnicas marcatextos ecológico con los desechos de verduras

Blanca Manuel y Monserrath Vargas presentan su marcatextos ecológico.

Alumnas del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 6 Miguel Othón de Mendizábal, del IPN, crearon un marcatextos elaborado a base de pigmentos orgánicos provenientes de desechos de verduras.

En el país se generan muchas toneladas a diario de este tipo de desechos, que pueden ser utilizados para generar innovaciones que ayuden al medio ambiente, dice en un comunicado la institución.

De esta manera, se creó el Betacolor, un marcatextos que ofrece una tinta degradable cuya elaboración es a partir de desperdicios de verduras, como el betabel, zanahoria y espinacas. Permite usar este tipo de desechos ricos en betacianina, sustancia adecuada para la elaboración del pigmento.

La idea fue de Blanca Mayte Manuel Bartolo, con la colaboración de Monserrath Vargas Domínguez. El proyecto las hizo ganadoras del concurso Emprendimiento Guinda y Blanco en la categoría de Proceso Químico. Existen dos tipos de tinta: una que permanece un año y otra seis meses, esto quiere decir que los textos que hayan sido marcados con el plumón empezarán a desvanecerse y los libros o documentos subrayados tendrán un segundo uso.

La betacianina se eligió porque brinda un color rosa-rojizo tenue que ayuda al mejoramiento del aprendizaje y a la retención de la información. En caso de que se llegara a ingerir el producto, no causa daño a la salud, al ser un desecho orgánico.

“No hay ningún marcatextos en el mercado con estas características, además ayudamos a disminuir la contaminación del suelo y los focos de infección producidos por estos desechos”, explicó Blanca Manuel.

El tiempo para elaborar el marcador es de una semana. Se obtiene al triturar la verdura que es sometida de cuatro a cinco veces al solvente para extraer sus pigmentos, posteriormente se pasa al proceso de envasado, con una jeringa se inyecta al cartucho.

Como la idea es reducir la contaminación, las politécnicas recolectaron envases de marcatextos para llenarlos con tinta Betacolor.

Imprimir