El cambio que urge (1)

Leopoldo Mendívil

FIL. ALBERTO HIJAR SERRANO

MAESTRO Y LUCHADOR SOCIAL:

+Voy a ser quien deba ser;

voy a ser quien realmente soy;

y voy a averiguar quién soy

Emma Watson

 

No le voy a platicar, maestro Hijar Serrano, lo que usted conoce tan bien como maestro de largas décadas en la UNAM, sobre lo que se enseñó en el año recién muerto a las generaciones que no tardarán en tomar las riendas de nuestro país, sobre el triste retroceso que hemos vivido durante esas mismas décadas, pero en otras aulas:

Se trata solo de un apunte sobre lo que el periodista, diplomático e investigador y maestro de la Universidad Anáhuac, Arnulfo R. Gómez -sí, como el revolucionario-, reveló durante el año a sus alumnos:

“El libre comercio es bueno, sin embargo, las cifras preliminares del FMI nos dicen que la deficiente aplicación del modelo liberal por nuestros altísimos funcionarios ha sido nefasta pues, en el periodo 1981/2016, los retrocesos de México en materia económica son terribles ya que caímos como economía mundial de la octava a la décimaquinta posición, nuestro porcentaje de participación en el PIB Mundial se redujo y, por tanto, el nivel de vida de la mayor parte de los mexicanos descendió enormemente…

“En 1981, nuestro PIB per cápita se ubicaba 48% por arriba del promedio del PIB Mundial. Para el año 2001 ya sólo estuvo 29% y para 2016, se estima en  menos 15%, ya que ha registrado un decremento continuo, especialmente en los tres años más recientes, al pasar de 10,784 millones de dólares en 2014, a 9,592 millones en 2015 y a sólo 8,699 millones en 2016 y, por esta circunstancia, nuestro PIB per cápita cayó del lugar 42 mundial en 1981, al 48 en 2001 y al 72 en 2016…

“El periodo 2001/2016, en que prácticamente han estado en vigor todos los TLC’s firmados con 48 países y 33 APPRIS -Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones-, y en que ha prevalecido la desgravación arancelaria totalmente ilógica y unilateral, ha sido el más crítico pues la aplicación dogmática del liberalismo, con base en el axioma de que la mejor política industrial es la que no existe, ha sido nefasta.

“Peor será el futuro, ya que no hemos podido definir una estrategia nacional para el desarrollo y menos regional; y a pesar de que Estados Unidos se retiró del TPP –o Tratado de Asociación Transpacífico-, supuestamente su presencia en ese acuerdo era la razón de la participación mexicana en ese proyecto, nuestros altísimos funcionarios insisten en seguir ahora con acuerdos bilaterales con los países de Asia y Oceanía del TPP, mismos que representan un mercado muy lejano y reducido y por tanto, muy marginal, independientemente de que esos países son mucho más competitivos que México, competidores directos nuestros especialmente en productos que tradicionalmente exportábamos y que ahora importamos, precisamente de esos países, además de que no son complementarios con nuestro país…”

Lamento no haber insertado, por problemas de espacio, las tablas comparativas del decrecimiento mexicano frente al de otros países, pero lo transcrito vale -paradójicamente…- oro informativo para percatarnos de lo que han representado para nuestro país los cambios hechos por cada gobierno, entre los años 1981 y 2016.

Desde 2012, año en que inició el gobierno actual, nació una nueva forma política, social y económica que pudo haber contrarrestado los macroefectos de “la aplicación dogmática del liberalismo”, como el maestro Gómez llama al neoliberalismo. Le pido, maestro Hijar Serrano, que vuelva a leer mañana en este espacio otro apunte, pero  sobre esa nueva propuesta para encarar el hecho lamentable de que “el Estado, sostienen Christian Laval y Pierre Dardot, ya no se ocupa de los intereses del conjunto de la sociedad”.       

Internet, m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Imprimir

Comentarios