Mundo

Estado Islámico reivindica ataque de Estambul y promete más terror

Dos días después del atentado que acabó con la vida de 39 personas en un exclusivo antro de Estambul, a orillas del Bósforo, el Estado Islámico reivindicó su autoría. En un comunicado, el Daesh tildó al asesino de “heroico soldado del califato”, y eleva la cifra de víctimas, entre muertos y heridos, a 150, mientras que la cifra oficial de heridos es de 65, en el último balance.
El grupo yihadista aseguró que el ataque es en “venganza” por los bombardeos turcos en Siria, y alertó que “la sangre” derramada allí “va a convertirse en fuego en su propia casa”.
BÚSQUEDA. Mientras tanto, Turquía sigue sin encontrar al atacante del club Reina. Eso sí, ayer las autoridades del país detuvieron a 12 personas presuntamente relacionadas con el atentado, aunque no proporcionaron más información, puesto que Ankara impuso un fuerte embargo informativo sobre las investigaciones.
Sólo el vice primer ministro, Numan Kurtulmus, aseguró que la inteligencia turca tiene pistas sobre las huellas dactilares y la apariencia” del sospechoso. Medios de comunicación aseguraron, tras analizar las imágenes de las cámaras de seguridad, que el fugitivo sería de la etnia china uigur (musulmana) o de Uzbekistán o Kirguizistán.
Al parecer, el atacante primero subió al primer piso, disparó allí contra la gente, luego bajó a la planta baja y mató con disparos a la cabeza a varias personas que estaban tiradas en el suelo. Después de cambiarse de ropa, el atacante abandonó el lugar en medio del caos y dejó su arma y su chaqueta en el club.

Imprimir