La transición democrática en Sinaloa y Tlaxcala - Dr. Manuel Añorve Baños | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
La transición democrática en Sinaloa y Tlaxcala | La Crónica de Hoy

La transición democrática en Sinaloa y Tlaxcala

Dr. Manuel Añorve Baños

En un ambiente de paz y gobernabilidad, dos estados de la república iniciaron este 2017 con la transición democrática de sus gobiernos locales: se trata de Sinaloa y Tlaxcala, cuyos Poderes Ejecutivos asumieron funciones para un periodo de seis años, mediante la rendición de protesta constitucional ante su Legislatura estatal. Mientras que en Sinaloa existe un cambio de partido en el poder, en Tlaxcala habrá la continuidad de una plataforma sólida amparada por la sociedad en las elecciones del 5 de junio de 2016.

En la sesión solmene que tuvo lugar en el Palacio Legislativo de Sinaloa el 31 de diciembre, el gobernador constitucional, Quirino Ordaz Coppel, pronunció un mensaje a la nación y a los representantes populares sinaloenses, donde enfatizó que la nueva administración en turno se encontraba decidida a tomar acciones contundentes para atacar de manera frontal la corrupción; para ello, una de las primeras acciones de su gobierno será dar marcha a un sistema estatal y municipal anticorrupción, mediante el cual se impedirá la realización de pagos en efectivo a los servidores públicos locales, imposibilitando el manejo y acceso de los recursos recaudados, ya que estos deberán hacerse directamente mediante instituciones bancarias, casas comerciales o transferencias en línea.

Advirtió, durante su discurso, que se endurecerían las medidas y las penas contra aquellos servidores públicos que actúen de manera ilegítima y se impondrán severos castigos a aquellos que, se compruebe, malversen o desvíen los fondos estatales. En todo caso, se buscarán mayores mecanismos de transparencia, rendición de cuentas y un gobierno abierto para generar mayor confianza social en las instituciones, además de trabajar en ejes fundamentales como la seguridad, la impartición de justicia, empleo y la productividad para que Sinaloa pueda ver los resultados.

Por su parte, en Tlaxcala, la Legislatura local se reunió el 1 de enero del presente, en los recintos parlamentarios, para recibir la protesta constitucional de Marco Antonio Mena Rodríguez como gobernador del estado, quien aseguró que trabajaría en tres grandes líneas para entregar resultados a los tlaxcaltecas: mejorar la educación, impulsar la creación de empleos y extender por la entidad los servicios de salud.

Las acciones de gobierno de la nueva administración local se centrarán en atender a sectores indispensables para el estado, tales como niños, niñas, jóvenes, adultos mayores, mujeres, estudiantes, personas con capacidades distintas, trabajadores y campesinos, procurando su desarrollo y bienestar. Además, trabajará de manera regional con otras entidades federativas para lograr un desarrollo metropolitano, detonador del crecimiento económico, del sector industrial y de los empleos en el sector manufacturero. Seguridad, coordinación y reasignación de responsabilidad con los municipios, así como rendición de cuentas, también serán acciones latentes del nuevo gobierno.

La transición democrática en Sinaloa y Tlaxcala plantea nuevas acciones de gobierno para este año que inicia, donde se emprenderán medidas a corto, mediano y largo plazo, las cuales deberán estar encaminadas a seguir trabajando con honestidad y eficacia, para trazar una ruta de transformación con rumbo.


@manuelanorve

 

Imprimir

Comentarios