Campesinos rechazan “Gasolinazo” y convocan a paro nacional | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Campesinos rechazan “Gasolinazo” y convocan a paro nacional

Foto: Cuartoscuro

El movimiento "El campo es de todos", que incluye a varias organizaciones campesinas mexicanas, manifestó hoy su rechazo al incremento del precio de los combustibles en el país decretado por el Gobierno desde enero y convocó a acciones de protesta entre ellas un paro nacional.

"La decisión de liberar el precio de la gasolina y el diésel, así como el aumento de la energía eléctrica y el gas viene a confirmar el fracaso de la política económica, a consecuencia de la ambición y el despilfarro de un aparato gubernamental que no pone fin a su saqueo", expresaron en un documento los dirigentes del movimiento.

El pasado domingo entró en vigor en el país un aumento de entre 14 % y 20 % al costo de las gasolinas y el diésel anunciado hace una semana por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, lo cual ha provocado protestas a las que ahora se sumaron los campesinos.

En una conferencia de prensa frente al Zócalo de la Ciudad de México, los hombres del campo calificaron las acciones de un duro golpe a la economía de los mexicanos, que sufrirán como consecuencia el aumento de precios del transporte público y la canasta básica.

José Narro, dirigente de la organización Cempa, dijo que al final los que pagarán por las medidas serán los consumidores, los productores y el pueblo porque los sectores de más altos ingresos van a trasladar a los sectores más vulnerables los incrementos a través de inflación y aumento de precio.

"Los niveles de ingreso de esos sectores son mínimos, insuficientes y un pequeño incremento es sustantivo", señaló.

Los funcionarios llamaron a la unidad entre todos los sectores de la población y convocaron a una paro nacional el 30 de enero, como culminación de una serie de medidas como la toma el próximo viernes de las cinco casetas de acceso a la ciudad de México, las de las carreteras de Toluca, Puebla, Cuernavaca, Pachuca y Querétaro.

Los campesinos se sumarán a otras manifestaciones y, según dijeron, presionarán para revertir la Reforma Energética decretada por el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), desaparecer el Impuesto Especial sobre producción y Servicios (IEPS), decir no al aumento de energéticos, exigir un aumento salarial y detener la corrupción y robo de energéticos.

El grupo recordó que en México se necesitarán 12 días de salario mínimo para llenar un tanque de gasolina, más del doble que Venezuela, donde se invierten 5,5 días para lo mismo y sin comparación con Canadá y Estados Unidos, donde con 7 horas de labor se recibe lo necesario para llenar el depósito de gasolina.

La reacción de los campesinos se unió a numerosas expresiones de rechazo en el país en lo que va de año, entre ellas el cierre de la carretera México-Querétaro este martes por tercer día seguido, el bloqueo de gasolineras en varios puntos de la capital y la clausura simbólica del edificio de la Secretaría de Hacienda, entre otras.

Numerosas organizaciones sociales han llamado a una marcha en el Zócalo para el próximo lunes y el 30 de enero está prevista una manifestación frente al Ángel de la Independencia, símbolo de la capital.

havh

Imprimir