Cada vez más jóvenes presentan obesidad | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Cada vez más jóvenes presentan obesidad

Foto: Archivo

La doctora Irina Boris Levovna Lazarevich, profesora-investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) sostuvo que México requiere más estudios de conducta alimentaria emocional, ya que genera problemas de obesidad y sobrepeso, enfermedades consideradas ya en la actualidad como problemas de salud pública ante los índices de su alta prevalencia.

Refirió que una serie de tamizajes realizados a alumnos de nuevo ingreso de esa sede académica reveló que el porcentaje de obesidad aumentó siete puntos porcentuales en los últimos siete años, al pasar de 26 por ciento en el 2010, a 33 por ciento en el 2016.

La académica del Departamento de Atención a la Salud de la Unidad Xochimilco puntualizó que los jóvenes universitarios presentan esta problemática debido a conductas de riesgo asociadas a factores psicológicos, tales como ansiedad y depresión, situación que provoca un alto consumo de azúcares o dificultad por parar de comer.

Asimismo, puntualizó, una idea casi generalizada entre hombres y mujeres y la delgadez de sus cuerpos asociado al éxito, incluso se “llegan al extremo de que miden su autoestima con base en su peso corporal. Esto no es nuevo, desde el siglo XVIII se reportaban este tipo de patologías ya que se relacionaba el ayuno con la espiritualidad”.

El coordinador de la Maestría en Medicina Social de la UAM Xochimilco, José Alberto Rivera Márquez, advirtió que hay una presión social y cultural por perseguir modelos corporales estéticos de belleza que producen emociones negativas.

La maestra Concepción Díaz de León Vázquez, estudiante del Doctorado en Ciencias Biológicas y de la Salud de la Unidad Xochimilco de la UAM, comentó que la pérdida de grasa pero no de volumen o musculatura es lo que importa a la mayoría de los hombres, mientras que entre las mujeres se observa que hay mayor interés en el número de kilos que baja con dietas o ejercicio.

Asimismo, consideró que ante el incremento en los niveles de obesidad y sobre peso de algunas personas, lo que se debe hacer, es, en lugar de generar miedo entre la población, se debe generar mayor conciencia social, en la conveniencia de tener un saludable “pero sin alarmar en exceso a los individuos”.

Al respecto, por separado, el doctor Robert Rizza, especialista endocrinólogo recordó que una mejor alimentación, más ejercicio y perder peso,  son las primeras acciones para logra reducir altos niveles de glucosa, prediabetes, y llevarlos a niveles sanos.

La prediabetes es cuando una persona con salud “normal”, peso regular y dieta balanceada, registran niveles de glucosa por encima de los normales, aunque no demasiado para alcanzar el nivel de diabetes.

Robert Rizza, de Mayo Clinic recordó que el rango normal de glucosa en la sangre es entre 70 y 100 miligramos por decilitro (mg/dl) y cuando la glucosa sanguínea está entre 101 y 125 mg/dl, es prediabetes y a partir de 126 mg/dl o más, eso ya es diabetes.

La prediabetes indica que el individuo corre mayor riesgo de desarrollar diabetes si no cambia ciertos hábitos, sobre todo a partir de los 45 años de edad, “las personas que procuran mantenerse en su peso y comer sano, van en la dirección correcta”, empero, no sólo basta mantenerse en un peso estable, sino además evitar el sedentarismo, por lo menos con 30 minutos diarios de ejercicio moderado.

ijsm

Imprimir