Apoya Casa Blanca decisión de Ford sobre planta en México | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Apoya Casa Blanca decisión de Ford sobre planta en México

Foto: Archivo

La Casa Blanca calificó hoy como una buena noticia el anuncio de la automotriz Ford de cancelar la construcción de una planta armadora en México, pero evitó dar al presidente electo Donald Trump cualquier crédito en esa decisión.

El vocero presidencial Josh Earnest hizo eco en cambio de las críticas generadas por la propuesta de Trump para imponer aranceles punitivos a la importación de vehículos armados en México, a menos que las automotrices retornen esas operaciones a Estados Unidos.

“El que esos empleos sean protegidos son obviamente buenas noticias”, dijo Earnest a una pregunta durante su habitual conferencia de prensa.

La víspera, Ford anunció que en lugar de construir una nueva planta armadora en el central estado mexicano de San Luis Potosí, con una inversión de 1.6 mil millones de dólares, construirá un centro de innovación y manufactura en Flat Rock, Michigan.

Poco antes del anuncio, Trump había amenazado a la automotriz General Motors Corporation (GMC) con imponerle “un gran impuesto en la frontera” por exportar a Estados Unidos uno de sus modelos que construye en una planta en territorio mexicano.

“General Motors está enviando el modelo Chevy Cruze fabricado en México a los distribuidores de autos de Estados Unidos sin ningún impuesto en la frontera. ¡Fabriquen en Estados Unidos o paguen un gran impuesto en la frontera!”, advirtió Trump en su cuenta oficial de Twitter.

Earnest recordó que muchos economistas han expresado temores sobre la imposición de tarifas por considerar que ello tendrá un negativo impacto en la economía, ante la posibilidad de que Estados Unidos enfrente medidas similares en represalia.

Insistió en que el Acuerdo Transpacífico (TTP) representaba la mejor vía para responder a algunas quejas de quienes han denunciado un trato desventajoso para Estados Unidos en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Eso habría sido bueno para la economía de Estados Unidos. Habría sido bueno para los trabajadores. Habría sido bueno para los negocios. El presidente entrante no parece compartir esa visión, el cree en una aproximación diferente”, aseveró Earnest.

havh

Imprimir