Mundo

Legisladores republicanos debilitan funciones de la Comisión de Ética

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, criticó ayer a los legisladores republicanos que recortaron los poderes del Comité de Ética encargado de investigar los atropellos de los propios miembros del Congreso.

La bancada republicana adoptó en la noche del lunes –-día feriado en Estados Unidos-- una modificación del reglamento interno que en la práctica torna virtualmente ineficiente al comité responsable de investigar la conducta de los congresistas.

El Comité de Ética, creado en 2008, no será suprimido pero será rebautizado y en vez de ser un órgano independiente quedará en manos de los propios legisladores, que tendrán poder para cerrar investigaciones en marcha.

En un mensaje de su cuenta de Twitter, Trump criticó el proceder de los legisladores y calificó la medida de “injusta”. “Enfóquense en la reforma fiscal, el cuidado de la salud y tantas otras cosas de mucha mayor importancia”, expresó Trump.

Imprimir