Mark Field

El presidente ejecutivo de Ford salió con explicaciones fuera de contexto para anunciar la cancelación de la planta de San Luis Potosí. Su explicación giró en torno de la baja demanda de los autos compactos, en este caso el Focus, que de ser un vehículo con futuro, hace meses se transformó en un segmento de salida. La realidad es que respondió a una exigencia política del presidente electo Donald Trump.

 

Imprimir

Comentarios