Negocios

Inestabilidad presiona al peso; llega a 21.75 unidades por dólar

El tipo de cambio alcanzó un nuevo máximo histórico durante la jornada de 21.75 pesos por dólar, lo que equivale a una depreciación de la moneda mexicana de 1.94 por ciento, debido a la volatilidad en los mercados por la decisión de la empresa Ford de retirar sus planes de inversión en México, ante las amenazas del presidente electo en Estados Unidos, Donald Trump.

En diversas ventanillas bancarias, el dólar se cotizó en  21.52 pesos por dólar durante la sesión, los analistas financieros explicaron que la depreciación del peso se debió a la incertidumbre relacionada a la nueva administración en Estados Unidos y añadió que también se explicó por la publicación de las minutas de la Reserva Federal (Fed) correspondientes a la reunión del 14 de diciembre.

En tanto que el tipo de cambio interbancario, que es el que se vende entre los bancos, cerró la jornada del miércoles en 21.4630 pesos por unidad, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

Desde el martes pasado, el peso se vio golpeado al situarse en alrededor de 21.11 pesos por dólar, luego de que Ford canceló su plan de invertir 1.6 mil millones de dólares en México, pues para el mercado la armadora pareció ceder a las demandas de Donald Trump.

En diciembre, el presidente electo de Estados Unidos integró a su equipo de trabajo a Peter Navarro, fuerte crítico del comercio con China y esta semana nominó a Robert Lighthizer para representante de Comercio, quien tiene experiencia en litigios en materia comercial.

Por otra parte, la Reserva Federal en Estados Unidos (Fed) publicó las minutas de política monetaria, las cuales fueron interpretadas como restrictivas por el mercado, ya que consideran la posibilidad de subir tasas de manera más acelerada, sobre todo si se observa una mejora de las expectativas de crecimiento e inflación y si la tasa de desempleo cae más rápido.

La incertidumbre ante un incremento en las tasas de interés por parte de la Fed provocó un nerviosismo en los mercados, que ha provocado una mayor volatilidad. Actualmente la tasa de interés de la Fed se ubica entre 0.50 y 0.75 por ciento, aunque analistas han pronosticado que este rédito llegará a finales del año a un nivel de 1.4 por ciento.

Además de los motivos antes señalados, hay que destacar que todavía existe incertidumbre en los mercados a nivel global sobre el futuro de la política fiscal en Estados Unidos y como ésta afectará las previsiones económicas y la política monetaria de los próximos años.

Imprimir