Estudian cómo el envejecimiento celular podría advertir la aparición de cáncer | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Estudian cómo el envejecimiento celular podría advertir la aparición de cáncer

Viridiana González es investigadora de la UAM Iztapalapa y le fue otorgada una de las Becas para Mujeres en la Ciencia L’Oréal–Unesco-Conacyt-AMC, el pasado mes de diciembre.

Investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Iztapalapa, encabezados por Viridiana González Puertos, estudian la relación entre el envejecimiento y el desarrollo de cáncer, con el objetivo de desarrollar protocolos para pronosticar cáncer de manera temprana.

Los científicos analizan un fenómeno biológico llamado “senescencia celular”, el cual ocurre de manera natural donde se ha identificado que las células dejan de proliferar, explica la investigadora, que por este proyecto obtuvo una de las Becas para Mujeres en la Ciencia L’Oréal–Unesco-Conacyt-AMC.

“Lo que hacemos es estudiar estas células, llamadas senescentes, que dejan de proliferar en la vejez y que comienzan a secretar cosas en el medio, lo cual modifica el medio ambiente celular”, añade en entrevista. Algunas de estas secreciones, dice, influirían en el comportamiento de las células vecinas.

“Nuestro objetivo es obtener este tipo de moléculas, incrementadas debido a las células senescentes. Posteriormente, comprobaríamos si con éstas se puede  pronosticar algún tipo de cáncer, debido a que contribuyen a que otras células proliferen de manera descontrolada”.

Para llevar a cabo esta investigación, los académicos de la UAM realizarán trabajos de laboratorio con células de fibroblastos de pulmón humano, a las cuales se les generará senescencia celular. En el futuro, esta investigación básica permitiría detectar algunos marcadores celulares que pronostiquen el desarrollo de cáncer en etapas tempranas.

MOMENTO CLAVE. La beca para Mujeres en la Ciencia L’Oréal–Unesco-Conacyt-AMC —otorgadas a finales del pasado diciembre— llegó en un momento muy importante para el desarrollo académico de González Puertos, puesto que permitirá un avance sustancial en su investigación.

“Es una etapa muy importante, clave en la carrera de científicas jóvenes, porque es cuando necesitamos invertir mucho tiempo para obtener recursos, los cuales son muy competidos. Esta beca es una oportunidad muy grande para mí, porque me acabo de incorporar a la UAM y es una puerta que se abre porque soy joven para hacer este tipo de investigación, de acuerdo a los estándares académicos usuales”.

La beca otorgada por la empresa cosmética y las instituciones educativas, refiere, le brindará independencia en su investigación y apoyo para iniciar otras líneas de investigación, así como para incorporar a otros académicos a su proyecto. “Esta es una etapa difícil, pero con este tipo de apoyos es posible salir adelante”.

Esta competencia por los recursos y desarrollo de proyectos de investigación de jóvenes científicas se incrementa debido a la falta de equidad de género en este ámbito académico, en buena medida es el motivo por el cual se gestó una versión local de las becas L’ Oreal, que a nivel internacional otorga becas a investigadoras ya consolidas (con la cual ya han sido galardonadas más de cinco mexicanas).

Las Becas para Mujeres en la Ciencia L’ Oréal-Unesco-Conacyt-AMC se conceden a científicas mexicanas menores de 40 años que obtuvieron el grado de doctora en los últimos cinco años y han destacado en la calidad, originalidad, independencia y relevancia de la línea de estudio que siguen, entre otros criterios.

Estas becas no sólo son una fuente de financiamiento para los proyectos de las científicas, sino además da visibilidad a su trabajo y estimula a otras académicas, colegas e instituciones a promover la equidad de género en el medio ambiente científico. Viridiana González Puertos apunta que si bien esta falta de equidad ha cambiado, ha sido de manera muy lenta. “Este tipo de transformación no debe desarrollarse a partir de la universidad o en este nivel de la vida académica, por el contrario debemos comenzar la cultura de la equidad desde más temprano, desde los niveles básicos, que sea parte de nuestra educación elemental”.

Imprimir