Enjuician a empresa belga acusada de suministrar a cartel mexicano | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Enjuician a empresa belga acusada de suministrar a cartel mexicano

Foto: Archivo

Responsables de una empresa familiar belga están siendo juzgados en Bruselas por supuestamente suministrar materia prima a un cártel mexicano dedicado a fabricar metanfetaminas.

Las exportaciones habrían permitido a los narcotraficantes mexicanos producir 4.5 toneladas de una variedad de anfetamina llamada crystal, vendida por un promedio de 100 mil euros el kilogramo.

Sterop, un laboratorio especializado en el desarrollo, producción y distribución de medicamentos genéricos, ha organizado 15 remesas de efedrina a México entre 2007 y 2008, por un total de 79 millones de pastillas.

La legislación belga prohíbe desde 2006 la exportación de esa sustancia en forma de polvo o pastilla.

Empleada en jarabes y pastillas para la tos, la efedrina es también el principal ingrediente para la fabricación de drogas sintéticas, como la metadona, conocida como “la cocaína del pobre”.

Las exportaciones ilegales belgas fueron destinadas a Ezio Figueroa Vásquez, un mexicano considerado como hombre fuerte del cártel de Jalisco Nueva Generación.

La relación fue descubierta durante un control ordinario de aduana en el aeropuerto internacional de Zaventem, en 2008, en el que se incautó un cargamento con cinco millones de pastillas de efedrina.

En la apertura del proceso penal, el miércoles, los representantes de Sterop alegaron que desconocían el destino de sus exportaciones.

“He podido constatar como de contaminado es el aire en México. Los jarabes de efedrina tratan las vías respiratorias», justificó el responsable de las ventas en Sterop.

La explicación no ha convencido a la fiscal federal, Marianne Cappelle, quien anticipó que pedirá para los acusados penas de prisión y confiscación de bienes.

Para la fiscal, al menos dos indicios pesan en contra de los acusados: la compañía belga vendía efedrina a su cliente mexicano por un precio dos veces por encima del normal y concedía a un intermediario español una comisión de 39 por ciento sobre esas exportaciones.

Las comisiones de ventas en el mercado farmacéutico no suelen superar el 3.0 por ciento, notó.

Una segunda empresa belga, Andancon, también está implicada en el caso, aunque de manera más limitada.

Sterop ya ha sido condenada por la justicia belga en 2003 por exportar medicamentos sin autorización del Ministerio de la Salud y por reetiquetar medicamentos caducos con el fin de revenderlos en África.

ijsm

Imprimir