Ciudad

Día 5: disminuye vandalismo… pero continúan las protestas

En la calzada México-Tacuba se aplicó un operativo de vigilancia para evitar actos vandálicos; en tanto que en la delegación Iztapalapa hubo manifestaciones en gasolineras.

Continuaron las protestas, los saqueos y la psicosis ayer en la Ciudad de México, pero gracias a los operativos policiacos que se realizaron desde muy temprano, disminuyó el vandalismo, el miedo; incluso hubo más tranquilidad en las 16 delegaciones.

Desde las 08:00 horas, organizaciones sociales realizaron protestas contra el incremento de los precios de la gasolina, esta vez en la delegación Gustavo A. Madero.

Alrededor de 40 personas con carteles se colocaron en el cruce de Insurgentes Norte y Montevideo, para reclamar por las afectaciones que puede provocar el alza del costo del combustible.

Entre los manifestantes se encuentran la Organización Somos más, la Unión de Organización social para la integración familiar y el Frente de Transportistas Unidos.

Los inconformes bloquearon las vialidades, pero después permitieron el paso y solamente mostraban su pancarta cuando el semáforo se ponía en rojo.

Más tarde, cerca de las 10:00 horas, un grupo de manifestantes partió del Ángel hacia Los Pinos.

El contingente, de más de 100 personas, marchó sobre Reforma y pasadas las 11:00 dobló en Chivatito para dirigirse a la Residencia Oficial.

Mientras tanto agentes de Tránsito acompañaron la movilización, en la cual no se registraron incidentes.

 “No + Gasolinazo”, “basta de tanto robo”, se leía en las pancartas y cartulinas de los inconformes.

Según algunos de los participantes, la protesta fue convocada por la organización Congreso Nacional Ciudadano.

Cuando se acercaron a su destino, granaderos taparon con una cerca la entrada lateral a Los Pinos, por lo que ya no pudieron acercarse.

Los manifestantes se retiraron alrededor del mediodía, pero advirtieron que continuarán con protestas afuera de la Cámara de diputados.

Del otro lado, en el Hemiciclo a Juárez, otro grupo protestó sin afectar la vialidad.

MIEDO. Un día después de los saqueos y enfrentamientos entre vándalos y granaderos en cuatro delegaciones: Gustavo A. Madero, Azcapotzalco, Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc, la psicosis se siguió apoderando de vecinos y comerciantes.

Establecimientos de Azcapotzalco abrieron las cortinas a la mitad y reforzaron la seguridad para evitar saqueos.

El Walmart de Refinería, así como en el Soriana de Pabellón Azcapotzalco, en el que el miércoles un hombre detonó un arma, no levantaron todas las cortinas, sólo la de ingreso y salida y custodiadas por elementos de seguridad.

Lo mismo los locales que están a un costado de las tiendas de autoservicio, en las que se observó poca afluencia.

PRECAUCIÓN. Aunque las calles estaban en calma, quienes caminaban lo hacían con más precaución que antes. Los comerciantes de la Calzada México Tacuba, donde hace dos días se registró un zafarrancho entre policías y vándalos, se mantuvieron alertas “por si todo lo que nos dijeron es cierto”.

Asimismo la Comercial Mexicana que fue vandalizada en la colonia San Diego Cocoyoacac, permaneció cerrada y con vigilancia policiaca.

Por la tarde se registró un nuevo intento de saqueo en un centro comercial ubicado en la avenida Leyes de Reforma, en Iztapalapa, en la que se logró la detención de un implicado.

Imprimir