Espectáculos

Nate Parker: el más odiado de Hollywood

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

“Escribo devastado”, escribió en su cuenta de Facebook el actor, director y guionista Nate Parker al salir a la luz un episodio de su vida que ha empañado su breve carrera. Ha pasado un año desde que estrenó su filme The birth of a nation en el Festival Internacional de Cine de Sundance, enseguida acaparó los reflectores con público de pie al terminar su función de estreno, su filme ganó el Gran Premio del Jurado y el Premio del Público, un acuerdo de  17.5 millones de dólares de derechos mundiales a Fox Searchlight y el nombramiento de ser la nueva promesa del cine afroamericano en un año marcado por las denuncias de discriminación racial en Hollywood. Hoy es el personaje más odiado de la meca del cine.

Nate Parker aspiraba a seguir el camino de otras producciones independientes que se hicieron de un lugar valioso en los premios de la Academia que salieron de Sundance como Whiplash y El gran Hotel Budapest con su desgarrador y brutal drama de época que cuenta la historia real de Nat Turner, un antiguo esclavo que lideró una rebelión en 1831 en Virginia que ayudó a cambiar la situación de los afroamericanos en esa época. Sería la sucesora del éxito alcanzado por 12 años de esclavitud, de Stev McQueen.

Sin embargo, la carrera de Parker ahora pende de un hilo pues hace unos meses se dio a conocer que en 1999 Nate Parker fue acusado junto a Jean Celestin, que es también guionista del filme, de haber abusado sexualmente de una estudiante de 18 años de la Universidad Pública de Pensilvania, tras una noche de borrachera. Parker salió absuelto de los cargos -gracias a que había mantenido relaciones sexuales consentidas con la víctima en otras ocasiones- pero su amigo fue condenado a seis meses de cárcel.

La noticia se dio a conocer a raíz de una entrevista que concedió el propio Parker a Deadline, en la que también se habla de una escena del filme que se convierte en uno de sus puntos álgidos cuando hay una escena de una brutal violación de la esposa de Turner, Cherry, que provoca un enfrentamiento que se convierte en una rebelión asesina contra los esclavos blancos y la crueldad institucionalizada que nunca ha sido expuesta a este Nivel en una película importante.

“Diecisiete años atrás experimenté un momento muy doloroso en mi vida. Hubo un juicio y fui absuelto. Eso es todo. Diecisiete años después soy un director de cine. Tengo una familia. Tengo cinco hijas preciosas. Tengo una esposa adorable. Lo he conseguido. La realidad es… No puedo revivir lo de hace 17 años. Todo lo que puedo hacer ahora es ser el mejor hombre que puedo ser”, ha dicho el cineasta para defenderse de la serie de los ataques en redes sociales y el repudio de la industria que se ha generado después de darse a conocer la noticia.

Algunos columnistas y medios incluso tomaron esa entrevista como una estrategia publicitaria de Fox Searchlight que sabía sobre el pasado turbio del cineasta. Sin embargo, las cosas se pusieron peores para él cuando en plena controversia, medios estadunidenses dieron a conocer que el hermano de la víctima dijo que ella nunca se repuso del episodio y acabó suicidándose en 2012.

“Me acabo de enterar que la joven terminó su propia vida hace varios años y estoy lleno de dolor profundo... no puedo decir lo difícil que es escuchar esta noticia. No puedo evitar pensar en todas las implicaciones que esto tiene para su familia. No puedo, no quiero ignorar el dolor que sufrió durante y después de nuestro juicio”, dijo en el mensaje mencionado al principio, en su cuenta de Facebook.

“Mientras yo mantenga mi inocencia que el encuentro fue consensuado, hay cosas más importantes que la ley. Hay moralidad; nadie que se haga llamar a sí mismo un hombre de fe debería estar en esa situación. Como Padre de 36 años de hijas y persona de fe, miro atrás en ese tiempo como un adolescente y puedo decir, sin dudar, que debí haber usado más sabiduría”, agregó.

Las cosas después de eso no mejoraron y además de este oscuro panorama en su carrera se sumó la noticia de que Parker también ha sido acusado de homofobia por culpa de unas declaraciones realizadas en 2014 durante la promoción de Beyond the Lights en las que aseguraba que, en su afán por “preservar al hombre negro”, jamás interpretaría a un personaje gay.

Jean Celestin ha dicho a los medios que han trabajado por siete años en The birth of a nation, como una forma de representar en su historia en la de su protagonista Nat Turner: “Nat era un héroe enterrado en el cementerio del miedo y la distorsión”, dijo Celestin.

“Nunca sentí la necesidad de introducir todos los obstáculos en mi pasado cuando digo: ‘Hola, mi nombre es Nate’. Pero al mismo tiempo, nunca me he escondido de él. Es un registro público, y de hecho, ésta no es la primera vez que lo hablo”, agregó Parker.

Los resultados sobre el impacto del escándalo se reflejó en la taquilla de Estados Unidos, en la que ahora se especula que de la inversión de Fox Searchlight, perderá 10 millones de dólares. En cuanto a las aspiraciones de la película para los Premios Oscar cada vez se han reducido al ser ignorada en casi todas las nominaciones de esta temporada de premios aunque aún se desconoce si sucederá algo similar a los casos más famosos

Casos como el de la divulgación previa no suavizó el furor de 2014 en torno a la película Bluey Jasmine de Woody Allen, cuando Dylan Farrow, la hija distante del director, utilizó una carta abierta en un blog del New York Times para renovar las afirmaciones de que su padre la había abusado de niña o el caso de Roman Polanski que ganó el premio de la Academia para El pianista incluso a pesar de que siguió siendo un fugitivo en una acusación sexual aún no resuelta en los Estados Unidos. Se acerca la fecha de nominaciones. El tiempo dará la verdad.

Imprimir