Los récords del antihéroe - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Los récords del antihéroe | La Crónica de Hoy

Los récords del antihéroe

Leopoldo Mendívil

DR. ENRIQUE OCHOA MEZA,

PRESIDENTE DEL PRI:

 

+La voluntad de ganar es importante,

pero la voluntad de preparase es vital

Joe Paterno

 

Hay un documental biográfico titulado Desmontando a Donald Trump que le recomiendo  buscar y ver y repetir y analizar, si va a ser el dirigente priista que participe en la selección de su próximo candidato presidencial.

Dura casi hora y media, pero me parece una buena inversión para conocer cómo se construyen —en otros países, claro— los que quieren llegar a presidentes.

Y no es que Trump me parezca el ejemplo más adecuado de lo que debe ocurrir en México —no solo en el PRI, sino en todos los partidos—, pero lo cierto es que, por ejemplo, es el primer triunfador en la carrera electoral en la historia de los Estados Unidos que ha comenzado, públicamente, a realizar actos de gobierno y a realizarlos, sin juramentar aún el cargo.

Trump ganó lo que no quisiéramos la mayor parte de los residentes de este planeta que hubiera logrado, a fuerza de violar las normas político-electorales del sistema estadunidense. Primero, cuando desde muy joven comenzó a construirse imagen de aspirante presidencial sin siquiera ser político y peleaba con los políticos profesionales  en cada oportunidad que tenía.

Segundo, por permanecer prácticamente analfabeto en muchos asuntos públicos, pero seguramente con la asesoría adecuada para convertirlos en armamento político porque…, curiosamente, la mayoría de los ciudadanos estadunidenses son analfabetos políticos también, pero practican las culturas  elementales e históricas de su nación, a partir de elementos tan simples como aquellos que integran el catálogo de la american way of life.

Siendo alemán de origen, Trump es prácticamente tan barbaján como cualquier blanco de bajos niveles escolares y habitante de zonas populares del país, que se fueron quedando sin empleos porque las grandes empresas se han ido a China, México y una buena cantidad de otros países donde pagan mano de obra hábil y barata, protegidos con el pregón de que  el dinero no tiene nacionalidad. Hillary Clinton aceptó lo anterior cuando al día siguiente de su derrota aceptó la ignorancia que la clase política en general tenía de  los profundos cambios socioeconómicos que Trump sí capitalizó para su campaña.

¿Cómo es, al respecto, la cultura política mexicana, aquella que explota toda la clase política en su beneficio, llevándose pegados a sus zapatos a los millones de pobres y miserables para quienes se han aprobado chorrocientas leyes muy muy sociales, pero los presupuestos para realizar lo que ellas ordenan se diluyen en algunos codiciosos millares de bolsillos…?

Nos guste o no, a su modo barbaján, Trump realizó una campaña basada en la nueva realidad social que su país vive y ya la sufre en sus capas poblacionales bajas, mientras sus capas altas gozan sus palacios versallescos del siglo XIX. Sí, Trump pertenece a estos últimos y no va a cambiar porque para él, la política algo tan frío y práctico como un acto de comercio o una negociación financiera.

Ya veremos si, como aparenta haber comenzado a probar su palabra desde antes de jurar sobre la Biblia, lo sigue haciendo dentro de 15 días y no muere o renuncia en el intento…               

 

Internet:  m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Imprimir

Comentarios